Marruecos Perfecto-1ª edición



Ha pasado mucho tiempo ya desde esta primera edición de Marruecos Perfecto.
Incluso de ella nació la segunda y ya estamos preparando la tercera.
Tuve una larga temporada en que deje de lado escribir(por varias circunstancias) y también porque Marruecos nos absorbió y fuimos desde entonces 4 veces mas.
Pero esta crónica la tenia que acabar sí o sí y espero que aunque haya pasado mas de un año,os pueda transportar a aquella bonita aventura que vivimos 8 personas.
Ana,Alonso,Pixin,Vanexa,Emilio,Javi,Paco y yo.

También he decidido cambiar el formato de la crónica.
Muchos sois los que habéis visitado ese país y conocéis de sobra todos los sitios por donde hemos pasado,dimos una vuelta desde Nador a Fez,Ifrane,Ouzoud,el puerto mas alto de Marruecos el Tizi'n Tichka, Ait ben Haddou,las gargantas de Dades,Risani y Hassi Labied (Merzouga) y volvimos por la "interminable" pasando por Midelt y valle del Ziz hasta Nador.

Visto así, es la vuelta que la mayoría de la gente elige.
Nosotros también optamos por esos sitios que son increíbles pero la verdad,eso no fue lo mas importante. 

En esta ocasión,íbamos a compartir la experiencia organizando un viaje para amigos moteros que bajaban por primera vez a Marruecos,lo cual conlleva una responsabilidad enorme.

Por eso,esta crónica reflejará ademas de los paisajes y lugares que visitamos, las caras,las expresiones,vivencias y aventuras de nuestro grupo a modo de álbum de fotos y capturas de los vídeos que hemos hecho a lo largo de esos 9 días.

Solo pondré alguna fecha y nombre para la posteridad,para que cuando veamos esta crónica dentro de un tiempo nos podamos acordar,pero no daré apenas datos sobre el país,sus costumbres etc...
Sobre eso hay mucha documentación en internet y en nuestro anterior viaje que consta de 2 crónicas:
TW200 en el Atlas
TW200 hacía el desierto


Aquí os mostramos como es Marruecos y como lo vivimos por primera vez.
Es también gracias a esa experiencia que decidimos compartirla en grupo y organizar Marruecos Perfecto.

Empezamos el viaje:

Unos días antes de partir y ansiosos por no olvidarnos de nada,íbamos mandándonos fotos de como iban los preparativos.

6 motos y un todoterreno.








Emilio salió en avanzadilla hacía Almería y aprovechó para ir a recoger los billetes a la estación marítima porque entre tanta emoción,salimos un poco mas tarde de lo previsto.



y el resto,quedamos para salir de Alicante..




La Tiger de Vanesa recién sacada del concesionario iba a tener el mejor bautizo que se le puede dar a una trail...un paseo de mas de 3000 km por todo tipo de caminos y pistas.
Aunque a Vane no le gustaba mucho el color marrón de entrada, veremos mas adelante que el dorado le pegaba mas.


30 de septiembre 2017:

Primera parada en ruta para almorzar en la venta Peretón en Sangonera la Seca,un lugar peculiar con comida de muy buena calidad,disfrutamos de los primeros momentos de grupo,prometía muchas risas.
Poco a poco nos íbamos conociendo...Los próximos días íbamos a tener que convivir las 24  horas todos juntos,a todas horas.
Enseguida nos relajamos,la cosa pintaba bien!!



Un poco de pan para acompañar las migas.







PUERTO DE ALMERÍA, el ferry sale a las 14.00 y bajo el sol esperamos nerviosos y emocionados. Entregamos a cada uno su tarjeta de embarque,el sueño se esta haciendo realidad.







Para la mayoría,embarcar la moto en un ferry era una experiencia nueva...Para nosotros,renovarla es siempre un momento agradable.









El subirse a un ferry siempre transmite muchas emociones, es como volar en avión...el horario,los papeles,como nos ataran la moto, que nos llevaremos al barco,todo lo que tenemos por delante...A mi me vuelve a la infancia,esa sensación de paz y nervios a la vez,porque sabes que todo lo bueno esta por llegar.











África al atardecer








La travesía se hizo amena y nos regaló un bonito atardecer,rellenamos las fichas de entrada y sellamos los pasaportes en el interior del barco lo que hizo mas rápido nuestro paso por la frontera cuando llegamos al puerto de Nador.
El desembarco fue rápido y sin contratiempos.

En la frontera,toda la expedición lista para entrar a Marruecos.

Paso fronterizo de Nador


Al entrar en la ciudad de Nador,lo primero que hicimos fue irnos a cenar y disfrutar de los primeros minutos en Marruecos.






Una cena europea buenísima, ya tendríamos tiempo para comer especialidades morunas durante nuestra estancia.
De ahí,teníamos que coger las motos y dirigirnos a nuestro hotel a unos kilómetros a las afueras.
Los primeros por Marruecos y de noche,terapia de choque para aprender a circular...

Nos estaban esperando con un té de bienvenida,pudimos entrar las motos hasta dentro del patio y cansados tras este largo día,conscientes de todo lo que teníamos por delante,nos dirigimos a nuestras habitaciones para descansar.

Día 1 de octubre 2017:









Muchas motos juntas.... el peaje se colapsó nada mas vernos llegar pero no teníamos prisa,íbamos a coger la autovía a Fez para adelantar y poder llegar temprano.




Paradita por el camino para reponer sales minerales.







La comida marroquí molaaaa...

Llegamos a buena hora para comer a las afueras de Fez,en un lugar muy chulo al aire libre, el tiempo acompañaba y pudimos comer y contarnos las primeras sensaciones...
Los paisajes no diferían mucho de nuestras zonas de montañas pasando la autovía al lado del parque del Tazzeka.


De menú,los típicos pinchos de kefta(carne picada especiada) y ensaladas variadas,nos dieron fuerzas para cruzar la caótica ciudad de Fez en busca de nuestro hotel y prepararnos para la visita a su antiquísima medina.







Nuestro hotelito en Fez






Visita a la medina:
Vino a recogernos al hotel un guía que habíamos contratado y nos fuimos en 2 taxis hasta una de las entradas.


Medina de Fez




Nos adentramos en el corazón de Fez,descubrimos una medina espectacular,bulliciosa que tiene 1200 años.
Se divide en barrios donde cada gremio se agrupa para ofrecer sus mercancías y servicios.




Probando el mentol marroquí...la primera vez es impresionante lo fuerte que esta..no te lo esperas y da lugar a muchas risas viendo las caras descompuestas de quien lo prueba.





Las cubas de los curtidores estaban vacías,tendremos que volver para ver el espectáculo de colores.


De vuelta al hotel,pudimos observar como, cuando cae la noche,la gente empieza a salir a la calle a dar un paseo,cenar,comprar...
La ciudad se transforma y de sus calles emanan olores a carne a la brasa que al pasar abren el apetito de manera brutal.








Al día siguiente empezamos a adentrarnos en el país...
Estábamos deseando a rutear y sentir desde la soledad de nuestros cascos la experiencia de salir de nuestra zona de confort.
Pero eso necesita un cierto tiempo de adaptación por lo que aun nos quedaba comer cosas tan ricas y europeas como éstas en el medio Atlas.



Parada obligada en Ifrane,la ciudad mas europea de Marruecos,llamada también la Suiza marroquí, probamos unos cruasanes muy franceses y un café realmente bueno(era el último de esas características que íbamos a probar durante nuestra estancia)




Siguiendo la ruta llegamos a uno de los sitios que mas me gusta de todo lo que he visto de Marruecos hasta ahora...Oum Rabia y sus 40 manantiales de agua dulce y salada.

Un remanso de paz en este mundo.


Emilio con los niños





Una ronda de té con menta muy dulce para empezar a recrearse en este magnifico lugar mientras nos preparaban la comida.
En esos lugares no puedes llegar con prisa,porque todo lo cocinan al instante y como llegamos pronto los tajines aun estaban en el fuego.





Compartirlo todo,es lo mas importante cuando viajas...Así es como mejor sabe un tajine bereber con pan.
Fue la comida mas autentica del viaje,porque la hicimos al mas puro estilo marroquí,con las manos.
Sin cubiertos ni servilletas...
Que bien saben las cosas sencillas.



El ruido del agua que baja con mucha fuerza nos hipnotizó durante un buen rato.










Hubo tiempo para todo incluida una mini siesta.
La paz y el bienestar estaban tocando su fin, volvimos a la realidad de nuestro propósito...Llegar al desierto,y aun quedaba muy lejos!!!








Fue un día de los mas intensos, porque después de salir de Oum Rabia aun nos quedaba bastante hasta Ouzoud y nos tocó rutear de noche para ganarnos la cena...


Mimetizándose con el ambiente
Tras este largo día,un poco de (des)conexión Wi-Fi para recordarnos que cada vez estábamos mas lejos de casa.




Seguimos probando especialidades:
 L'ftat que tiene finas tiras de pasta con pollo,almendras y huevo duro y también otros tipos de tajine,en esta ocasión de ternera.


Tajine de ternera con manzanas y sésamo


Cenar,dormir y desayunar....Que bueno esta todo!!Los desayunos tampoco tienen desperdicio: tortitas,huevos fritos,pan,mermeladas,quesitos,miel,zumos,té,café,yogures. Sencillamente espectacular.








                                                            El mejor desayuno







Preparados para seguir descubriendo...












Nuestro querido amigo Milud preparado para mostrarnos sus cascadas.
Le conocimos cuando se ofreció a guiarnos durante un viaje que hicimos con el 4x4 y desde entonces siempre que vamos a Ouzoud,quedamos con él,tenemos su teléfono y su compañía nos hace el paseo muy ameno...Habla un poco en castellano y su simpatía y amabilidad hacen el resto.








También hay que andar un poquito de vez en cuando...






                                              El motivo del paseo....Cascadas de Ouzoud




caras de felicidad










Son impresionantes,grandiosas...Hay mucho desnivel por lo que el paseo puede durar horas,hay muchas sendas y se puede llegar hasta unas gargantas mas abajo pero en nuestro caso,le pedimos a Milud que nos llevará por el camino mas corto al pie de las cascadas.









Como podéis ver, no hay nadie mas que nosotros en este sitio tan turístico.
Es la ventaja de madrugar y llegar antes de que lleguen los autobuses desde Marrakech y suelten a cientos de personas a la vez.






El símbolo que se ve abajo,es el símbolo del pueblo bereber (Amazigh) que significa hombre libre y que guarda cierto parecido con el índalo de Almeria




Toque jamaicano con mucho colorido




                         Nuestro amigo siempre luce la camiseta que le regalamos....
     Le entregamos también mas ropa que seguro le habrá venido muy bien en los meses de invierno.



Los paisajes empiezan a cambiar a medida que nos adentramos en el Atlas.


Otro tajine muy típico..el de kefta con huevo,delicioso






Whisky bereber...
Tras probar la cerveza autóctona ,Flag Especiale y el whisky bereber volvimos a las motos para iniciar la subida al  Tizi´n Tichka y sus eternas obras.



Las obras del Tizi'n Tichka nos regalaron momentos moteros auténticos y caóticos entre camiones,grúas,taxis que adelantan a toda velocidad,tramos de tierra y nubes de polvo.
Es una obra faraónica pero tan necesaria en esta carretera que une Marrakech con el desierto.


Justo en el centro y un poco a la derecha de la siguiente imagen se puede ver una grúa excavando la montaña...Impresionante como lo hicieron para llevarla hasta ahí.





Empezamos a bajar el puerto..
Estábamos en el ecuador de nuestro viaje, cada vez mas cerca del desierto.



El camión que llevaba Vanesa delante iba cargado de colchones,impresionante y un poco preocupante.

llegamos a la cima...


El nombre de tizi'n Tichka significa en bereber "paso de montaña difícil" porque sobre todo en invierno se hace muy complicado atravesarlo.
 Como comente antes, es una gran arteria del país y la única vía terrestre que comunica Marrakech con la entrada a la puerta del Sahara y el gran sur,tan importante a nivel turístico.

Esta noche toca dormir en el ksar de Ait ben Haddou.





Nos esperaba un confortable riad,donde pudimos aparcar las motos dentro y tras rellanar las fichas, charlar y comentar las impresiones sobre la ruta del día.




Vista diurna del patio interior..













Amanece en Ait Ben Haddou,con el famoso y majestuoso Ksar (pueblo fortificado) dándonos los buenos dias.














Los valientes Vanexa y Pixin que madrugaron mucho para visitar el Ksar de Ait ben Haddou y como siempre, esa fue la mejor opción para pasear y visitarlo sin público,con sus callejuelas solitarias y un silencio absoluto.



Nos ponemos en marcha y pronto descubrimos otro lugar mítico.












Nunca defraudan las gargantas de Dades porque despiertan ese sentimiento de conquista que nos hace sentir tan libres.





Las formaciones geológicas llamadas "Dedos de mono" nos robaron unos momentos para poder fotografiarlas, te las encuentras de repente y ya no les puedes quitar el ojo.





A comer!!! En las gargantas hay un sitio precioso donde nos tratan de lujo...












Couscous en las gargantas
Y después de comer,pudimos estar un rato en la terraza disfrutando de música autentica  bereber en directo,tocada con mucho arte por sus trabajadores bereberes...fue uno de los mejores momentos y la canción que aprendimos nos acompañó durante el resto del viaje.







Pero la aventura debe continuar y nos pone a prueba,nos toca rutear bajo la lluvia para llegar al desierto....






Bautizamos a Emilio como Rainman...Antes de salir dijo que siempre que se va de ruta llueve,y así fue.
Ademas,bastante imprevisto porque la misma noche que llegamos a Hassilabied,descargó una tormenta que dejaría mucha agua en las carreteras,dunas y en el zoco de Risani.















Así amaneció en Hassilabied,con charcos y el color de las dunas algo apagado por el agua pero tan bonitas como siempre.
Risani nos esperaba en su día de zoco y fue una experiencia especial adentrarnos en uno de los mercados mas antiguos de Marruecos.
Acompañados por nuestro amigo Isham,nos explicó muchas cosas sobre las costumbres y vestimentas de las mujeres bereberes,árabes y nómadas de la región antes de adentrarnos en el zoco.
Visitamos sus entrañas paseando por pasillos,entre la gente,los animales y carros que por él discurrían.






Disfrutamos de otra visión del país adentrándonos en un mercado autentico.


El parking para burros,con pocos en ese día.




Los dátiles tan importantes en Marruecos
Aquí os dejo un enlace muy interesante sobre el cultivo y la importante de este fruto en Marruecos.
Estuvimos en la mejor época,en la que se cosechan y se venden en los zocos de todo el país.

SABER MAS SOBRE LOS DÁTILES






Pudimos ver como siguen trabajando el hierro como antaño.




un touareg motero...¿quien sera con esas gafas blancas?


un trozo de cartón y unas gafas de sol a modo de mascara de soldar...Pa que mas??


Parking de burros
Parking de burras













Reparación en ruta: Emilio perdió uno de los tornillos que sujeta la pinza de freno y conseguimos que nos encontraran uno igual en un tiempo record...
Esto es Marruecos,siempre que necesitas ayuda te encuentras a gente dispuesta a echarte una mano,y se preocupan de verdad.

Ya eran muchos días los que llevábamos y habíamos conseguido llegar hasta el desierto,ahora teníamos que disfrutar plenamente de él.
Así que tras arreglar la pequeña avería de Emilio,nos volvimos a nuestro cuartel general en el albergue de Ali el Cojo y seguimos nuestra aventura.
 En un principio habíamos ideado todo para no tener que pistear con las nakeds pero estas fueron las primeras en pisar la arena de Erg Chebbi.

Fuimos a comer a un sitio muy tranquilo al que se llega únicamente por pistas y de ahí nos quedaba ir en busca de nuestros aposentos,dormiríamos en unas Khaimas en el desierto.





























Es un lugar donde te sientes como en casa,se respira paz y tranquilidad...
Estábamos en medio de la nada,con la sensación de tenerlo todo.





Ahora tocaba meternos en faena para llegar a las khaimas...Estaban escondidas entre varias dunas.






















Y llegamos al campamento al atardecer...




Lo primero que hicimos fue brindar por esta experiencia que une tanto a las personas,todo en ese lugar tan lejano se convierte en especial.
Una copa de champán fresquito a la salud de todos...
Momentos irrepetibles,con el alma llena,a eso le llamo felicidad y cuando es compartida,no tiene precio.







Luna llena asomando...




Lo que habíamos soñado al preparar este viaje,se estaba materializando a cada momento.
El campamento es muy bonito pero no pondremos mas detalles sobre las habitaciones etc... para que solo los que estuvimos ahí tengamos el privilegio de recordarlo.
Hay que vivirlo en directo,es un sentimiento muy profundo de lejanía ver el cielo y las estrellas de noche en medio de esa inmensidad.










Lo volvimos a pasar muy bien en la cena,entre risas y turbantes íbamos comiendo los manjares que nos prepararon ahí mismo en aquel momento.
Nada industrial,todo cocinado con esmero y un servicio muy atento.






Preparados para tomar el desayuno con vistas espectaculares.







Y tras recoger nuestras cosas, vuelta al albergue de nuestro amigo Ali,dando la vuelta a la gran duna, nos llevó toda la mañana pero fue uno de los momentos mas memorables del viaje.
Complicado porque lo que iba a ser una hora se convirtió en una vuelta muy larga con mucha arena(mas de lo que habíamos pensado)







Sudamos mucho y menos mal que llevabamos agua en el 4x4 porque la cosa se estaba poniendo seria por momentos.








Alonso encontró un amigo que le quitó las pegatinas...le miro fijamente y desapareció!!





Y por fin llegamos a la carretera..







Pixin besando el suelo tras la etapa dakariana...


Lo conseguimos!!!Y vuelta a nuestro querido albergue el Atlas du sable.



Nos ganamos un buen baño refrescante tras el esfuerzo que tuvimos que hacer para dar la vuelta entera a las dunas,unos 60 km bastante duros de recorrer.




Para abrirnos el apetito,estuvimos disfrutando de la tranquilidad del Auberge du Sable y del clima cálido del mes de octubre.




Otra comida espectacular de la mano de nuestros amigos del desierto.
 Jamón,tomate rallado al mas puro estilo catalán y sin olvidar las ensaladas tan variadas que nunca faltan.
Disfrutamos estos momentos de manera especial,en la mesa siempre había lugar para risas y comentarios de la experiencia vivida y de lo que quedaba.
Esto es lo que hace un viaje especial.


El vino de Bodegas Piqueras nos acompañó a lo largo del viaje....







El timonet de Licores Fuentes también tuvo su hueco en nuestra m



 Tenemos que decir adiós al desierto y sus espectaculares paisajes y gentes,con mucha pena.
 A partir de ahora,ponemos rumbo a casa.
Nos despedimos de nuestro amigo,que siempre está dispuesto a vendernos algún recuerdo y de todos los que nos atendieron tan bien durante nuestra estancia.

Tras estos días de "descanso" relativo,nos volvimos a montar a las motos y a los pocos kilómetros,Marruecos nos sorprendió de nuevo.

Anteriormente comente que había llovido fuerte durante nuestra primera noche en el desierto pero no nos imaginábamos lo que nos íbamos a encontrar.
En plena carretera nacional....unas imagenes vale mas que mil palabras.







Los camiones se apartaron para darnos paso ante tal magnitud de agua.
Por estas cosas,cuando nos preguntan que tal son las carreteras por Marruecos,nunca sabemos muy bien que responder.
Por muy bien que estén,pueden pasar cosas como estas...O que directamente una carretera desaparezca de un día para el otro.
Pero fue otro momento que recordaremos siempre!!!
Luego todo volvió a la normalidad y disfrutamos de la subida por el valle del Ziz y su palmeral, a lo largo de todo el río.








Paramos en el túnel del Legionario para hacer una picaeta en ruta y no perder mucho tiempo.
Sacamos la mesa y todo lo que teníamos preparado para la ocasión y disfrutamos de una comida al aire libre con bonitas vistas.














Y seguimos nuestra ruta donde paramos en Midelt para hacer noche.
Nos esperaba un sitio escondido,muy tranquilo y especial para pasar nuestros últimos momentos del viaje porque la próxima noche la haríamos en el camarote del ferry.











Dejamos las motos en el jardín de la casa y enseguida pudimos comprobar de nuevo la hospitalidad marroquí.



 Nos relajamos y tomamos el té de bienvenida.






Descubrimos nuestros aposentos...







Y la zona del comedor,todo con estilo propio...









Precioso por dentro y por fuera...




La cena fue puro deleite,con pétalos de rosas en la mesa y de nuevo un abanico de platos deliciosos.











La tarta de manzanas no puede faltar en esa zona donde se cultiva mucho esta fruta.
Fue nuestra última cena en Marruecos...

A la mañana siguiente nos llevamos otra sorpresa cuando fue Paco a abrir el coche.
Estaba orgulloso cada vez que lo miraba,lleno de barro y de arena,señal de las aventuras vividas.
Bien,pues cuando salió,no quedaba ni rastro de barro,el guardia lo había limpiado durante la noche y lo había dejado como nuevo...Un gesto mas que demuestra que se preocupan por cuidar y tener detalles con los viajeros.
Le dimos una buena propina y nos preparamos para el último tirón hasta el puerto de Nador.

Cada kilómetro nos acercaba a la frontera y dejaba atrás un montón de imágenes,olores irresistibles cuando pasamos por los pueblos,los bonitos colores de las cerámicas al lado de la carretera y las brillantes teteras de plata.
Y que decir de la gente,que vive a otro ritmo,en otro tiempo y que al principio nos cuesta tanto entender,al venir de una cultura donde las prisas y el estrés son el pan de cada día.
Toda esa colección de imágenes rondaban en nuestras cabezas asimilando todo lo vivido.

Cuando llegamos a Nador,volvimos al sitio donde todo empezó: el Café Paris y pedimos que nos prepararan unas pizzas para comer a bordo del ferry.











 La aventura Marruecos Perfecto estaba tocando su fin.
Dormimos esa noche en camarotes y tras desembarcar en Almería volvimos de nuevo a otro punto del principio del viaje, la Venta Peretón.
Ahí fue donde realmente nos dimos cuenta de todo lo que habíamos recorrido y vivido...


Queremos con esta crónica,dar las gracias a todos los componentes: Javier,Vanexa,Pixin,Ana,Alonso y Emilio por haber confiado en nosotros para compartir este viaje tan especial.

Tuvisteis un precioso detalle,semanas después, al regalarnos un mantenedor de batería, seguro que os inspirasteis a raíz de los sustillos que nos daba de vez en cuando el Terranet se ponía perezoso al arrancar,amenanzándonos con tener que empujarle.
Sin embargo,el regalo mas especial fueron las palabras que plasmasteis en este bonito cuadro.




Nos acompaña en el salón de casa como el mejor de los premios.


Cada vez que lo miramos,nos inspira para seguir organizando eventos como este,donde la gente se transforma para sacar lo mejor en todo momento y donde los pequeños contratiempos se solucionan en equipo.

Gracias de nuevo amigos,esta crónica va exclusivamente por vosotros y por todos los que sepan apreciar el valor de la amistad y del espíritu motero-viajero.


Aquí tenéis el vídeo del viaje:



Comentarios

Entradas populares