Marruecos y Yamaha TW 200,hacia el desierto




Para los que no vieron la primera parte aqui os dejo el enlace:

PRIMERA PARTE DEL VIAJE -PINCHA AQUI-(se abrirá en otra ventana)

Acampar en Ouarzazate fue un acierto,al cruzar el Atlas el clima cambió y la temperatura incluso por la noche era muy agradable.

21/4: Ruta al Tizi 'n Tichka.

El Tizi n'Tichka es el puerto de montaña mas alto de Marruecos(2260m).Su cara norte mira hacía Marrakech y la cara sur hacía el desierto del Sahara.

Decidimos hacer una ruta circular pasando por Telouet y Ait ben Addou.


Ait ben Addou: es una ciudad fortificada o Ksar por donde pasa el rio Ounila y la mayoría de la gente vive en la parte nueva.
No entramos en la parte antigua pero visitamos sus calles y algunas tiendas típicas.
Compramos unos recuerdos y me estaba dando cuenta que le estaba cogiendo gusto a eso de regatear.
















Fue una ruta de un día y como siempre encontramos un poco de todo,tierra,agua (sobre todo por la P1506) y asfalto viejo salvo en la proximidad del puerto donde estaban asfaltando.

















Tomamos té en la terraza del bar que hay en la cumbre del Tichka,con un montón de hierbabuena.
Nos estábamos enganchando a esa bebida tan reconfortante en cualquier lugar.
Todas las tiendas que se encuentran ahí venden toda clase de fósiles y geodas.
La geoda es un mineral en estado puro que es limpiador de energías negativas,favorece la concentración y la memoria y muchas mas propiedades.
Las podréis encontrar bajo multitud de formas y colores.
En la carretera que sube de Telouet,hay gente en la carretera que intenta que pares para ofrecerlas.






Volvimos al camping para cenar,habíamos encargado sopa (harira) tajine de tortilla bereber,patatas fritas y ensalada marroquí.



Empezamos a recoger las cosas para seguir nuestro viaje hacía el desierto y al día siguiente después de desayunar nos fuimos....Del ecuador nos dirigíamos hacía el sur,hacía el desierto de Erg Chebbi.






Salimos hacía las gargantas de Dades pasando por el valle de las rosas hasta Bou Tharar.
En un principio íbamos a dar la vuelta y volver a la nacional hasta Dades pero cambiamos de planes tras parar en un sitio realmente bonito de aquel pueblo(Bou Tharar).

Paramos en la kasbah Chems,un albergue muy chulo donde pedimos que nos prepararan unos zumos naturales( uno del melón y otro de pepino y menta).
Tras visitar el lugar prometimos volver.







El precio son 400DH la habitación en media pensión(cena y desayuno).
El dueño muy amable nos comentó que no hacía falta volver a la carretera para ir hasta Dades.
Había una pista de unos 25 km que llegaba hasta las gargantas,no estaba en el mapa pero decidimos hacerle caso.



















Objetivo conseguido,volvemos a pisar asfalto!!






Rocas llamadas Dedos de mono.








Las gargantas de Dades son cortas pero bonitas y muy cerca encontramos el camping en el que plantamos la tienda por una noche. El camping Berber de la montagne que cuenta con aseos muy limpios y un restaurante que sirve carnes a la brasa.
Nosotros cenamos en la tienda pero tomamos un té y hablamos un rato con el simpático camarero llamado Aissa.








En los camping en general se paga al salir,en este caso pagamos 65Dh (6,5€) y al té nos invitó Aissa.
Pasamos un poco de frío aquella noche porque al estar justo al lado del río y dentro de la garganta cuando se fue el sol se notó de golpe la humedad.

23/4/16: De dades a Todra por la pista de Agoudal.

Otra gran dosis de inmensidad ante nuestros ojos,montañas que no acaban,ríos, meandros gigantes cambios constantes en las tonalidades de rojos,ocres,grises y verdes acompañados del azul intenso del cielo...Eso es lo que se ve durante kilometros y kilometros.


































Dormimos en el camping Atlas en una habitación bereber.
Pedimos una parcela pero al ver la lista de precios vimos que ofrecían habitaciones por 80Dh(8€) y preguntamos.
Se trata de una habitación muy grande con colchones en el suelo y en medio una mesita. Para nosotros perfecto,no necesitamos montar tienda y tenemos un sitio para poder hacernos la cena y pegarnos una ducha,mas que suficiente. Descansamos muy bien aunque un poco emocionados con la ruta que nos esperaba la día siguiente.
Una cosa que tenemos que comentar acerca de los 4 campings que visitamos es la limpieza de los aseos y duchas. Todos muy cuidados y limpios,en mejor estado que los de los albergues en los que nos alojamos.
Íbamos a ver por primera vez el desierto. Erg Chebbi nos esperaba.
Tuvimos la suerte de poder contar con la presencia en ese lugar de un amigo que estaba también de vacaciones con la moto,fue casualidad pero puso el broche de oro a esta aventura.
La nacional desde las gargantas de Todra hasta Merzouga es bastante aburrida pero comparte una característica con muchas otras vías marroquíes.

La cantidad de bolsas de plástico desperdigadas por todas partes dan un toque de color pero a su vez denotan la gran falta de concienciación sobre medio ambiente en ese país.



Es exagerado,son extensiones enormes de tierras repletas de bolsas que ofrecen un paisaje muy peculiar.

Por fin divisamos los primeros camellos porque no nos equivoquemos este no es el animal nacional por excelencia,el animal que se lleva el premio en cuanto a presencia es el burro o mula.
Los hay por todas partes,y sin ellos gran parte de la vida cotidiana de mucha gente no podria desarrollarse de la misma manera.
Por desgracias vimos también alguno atropellado en la cuneta.




Esta es otra foto tomada con mucha emoción,cuando vimos a lo lejos la gran duna.
Al principio si no te fijas,parece una montaña mas pero ese color anaranjado enseguida te llama la atención y sabes lo que estas viendo.

A lo lejos,las montañas son de arena.





Lo primero que hicimos fue salirnos de la carretera y clavar la moto.
Habíamos llegado a Erg Chebbi.

Nuestro amigo Fran estaba alojado con mas amigos en el albergue de Ali el Cojo,toda una referencia en el desierto por su hospitalidad y porque ofrece todo tipo de comodidades a los que con 2 o 4 ruedas quieren disfrutar de esa preciosa zona.

Llegamos y nos encontramos con una habitación agradable y piscina.











Tuvimos la suerte de poder acompañarlos a la gran duna para ver el atardecer.
Ellos fueron con unos buggis y nosotros en 4X4.
Nuestro chofer era el sobrino de Ali,experto en conducir por la arena,y parecía que estábamos en un barco surcando olas.Una pasada.








Estos son todos los componentes del Chiki Team que nos acogieron e hicieron pasar unos momentos inolvidables a su lado.
Gracias a todos: Fran,Pepe,Victor,Ximo,Vicente,Charli,Fran el cuñao,Oscar,Benja y Alejandro el chef.
















Un gin tonic,hielo y limón compartido con amigos en el desierto fue el mayor de los  lujos que disfrutamos en este viaje.Felicidad en estado puro.

Cenamos con nuestros amigos,manjares marroquíes y españoles preparados con esmero por otro integrante del grupo al que le encanta cocinar y también nos hizo disfrutar con sus platos de una velada perfecta.

Al día siguiente,iban a salir a dar una vuelta circular por el desierto,unos 140 km de pista pura,arena y lagos secos.
Nos invitaron a ir con ellos pero al principio dudamos, ellos iban con motos endureras y BMW Gs 1200,800 y 650 y nosotros con las Tiwis como que íbamos a retrasarles mucho.
Pero nos comentaron que no pasaba nada que podíamos hacerlo así que salimos todos dirección a Taouz donde acaba la carretera y empieza el desierto rozando de muy cerca muchas veces la frontera con Argelia. 
Lo pasamos en grande,fue un día durísimo físicamente por el calor y el esfuerzo que conlleva llevar la moto en la arena.las Tiwis se portaron de maravilla y no tuvimos que lamentar ninguna caída.







Sin embargo,las motos mas pesadas tuvieron algún que otro percance sin daños físicos y una maneta rota.

Oscar fabricando una maneta.

Consiguieron arreglarla incorporando una llave de tubo y un montón de cinta americana y Victor pudo llegar al albergue donde tenía una de repuesto.

Aquí podéis disfrutar de un pequeño homenaje a este gran equipo,una manera diferente de vivir Marruecos....




Nos quedamos 2 dias en Merzouga y el dia 26/4 emprendimos la ruta hacía Midelt.

Pasamos por el valle del Ziz hasta la Kasbah Asmaa. Jaume nos la había recomendado.
También nos hablaron bien del hotel Taddart en Midelt pero paramos en el primero por estar a la entrada del pueblo por una simple razón, Paco aquejado de una repentina gastroenteritis no podía seguir mucho mas.
La habitación costaba 650DH con cena y desayuno.








Llevábamos 10 días y habíamos cruzado el pais.
Parecía que hacía una eternidad que habíamos cogido el ferry. Es una de las ventajas que tiene Marruecos,en poco tiempo puedes hacer y ver muchas cosas.
Nosotros en esta ocasión habíamos decidido que queríamos cruzar el Atlas y ver el país mas que las grandes ciudades.

Teníamos el billete de regreso el dia 28 de abril a Almería y pensamos en dormir la última noche donde empezamos en el albergue ait Ayoub.

El desierto ya estaba atrás,se notaba...Volvimos a ver un color casi ausente en estos últimos dias: el verde.

Túnel del legionario










Símbolo Amazigh (bereber) presente en todas partes










Íbamos a llegar a nuestro destino con suficiente antelación para descansar y pasar la tarde tranquila.
Pero cuando llegamos al albergue(no reservamos) había gente en la terraza pero no nos abrieron la puerta. Estuvimos un buen rato insistiendo pero nadie acudió.
Nuestras miradas y pensamientos se cruzaron,como tantas veces nos ocurre en estos casos y la pregunta fue
-"¿A cuanto estamos de la frontera?
-a 300km y son las 3 de la tarde.
-Pues nos vamos entonces.
Esa fue la decisión que tomamos en vista de las circunstancias.Les pediríamos un último esfuerzo a las Tiwis pero si no era en ese lugar no queríamos empezar a buscar sitio para dormir en cualquier parte,para eso preferíamos dormir en Melilla.



Así que cogimos la autopista en Bin Tamtam, en esta ocasión nos dieron un ticket escrito a mano,nos preguntaron que salida íbamos a tomar para avisar por teléfono que 2 motos iban para allá.Fue un poco surrealista.

Se nos hizo de noche al entrar en la ciudad de Nador y pudimos experimentar lo bulliciosa que es por la noche.
Había gente por todos los lados,bicis,motos,coches,atascos,rotondas que dan miedo atravesar,olores a comida,en definitiva muchisima vida.

A medida que íbamos avanzando estábamos pensando en otra opción.
La de ir directamente al puerto a ver si por casualidad no salía ningún barco por la noche.
Encima perdíamos una hora al entrar de nuevo a España así que nos tendríamos que dar prisa.

Pero el lema en Marruecos es "la prisa mata y la pachorra remata".Al entrar en el paso fronterizo se nos olvido pedir un papel blanco,así que nos tocó retroceder y hacer mas cola.
Volvimos a contar con un "ayudante" que se ofreció amablemente a llevarnos los papeles para que pudiéramos quedarnos cerca de las motos.

Pasamos de nuevo a España dirección al puerto y eran las 22.45
Al llegar,vimos un ferry atracado y con gente embarcando.
Paco se quedó en el parking y fui a preguntar si había alguna opción y que costaría cambiar los billetes.
La empleada de Transmediterranea fue súper amable,me dijo que salía un ferry pero iba a Málaga a las 00.00 o sea en una hora.
No nos cobraba nada para el cambio de día pero tenía que decidirlo como mucho en 10 minutos.
Lo comentamos rápidamente, suponía que al día siguiente tendríamos que hacer 200 km mas de lo previsto hasta casa.

Me volví a la taquilla y cambie los billetes.
Nos dirigimos flechados hacía los sillones del bar,y nos tumbamos ahí.
 Eso lo aprendimos de la ida, porque son mas confortables que las butacas y nadie dice nada si se utilizan,por si a caso consumimos unas bebidas y algo de cenar.





Ya estábamos de nuevo en la península,en Málaga a las 7 y media de la mañana.cansados pero dispuestos a pegar el último tirón de 500km a 80 por hora hasta casa.
Las Tiwis se ganaron el pan y todo nuestro respeto.

Fue una experiencia inolvidable con esas pequeñas,nos permitieron meternos en muchos sitios,aguantaron el calor y la arena del desierto, sin rechistar ni pedirnos una gota de aceite.
Si tuviera que resumir este viaje en una palabra sería: Sensaciones.
De cualquier tipo,en cada momento...no te puedes relajar porque sino te lo pierdes,esa fue nuestra vida durante esos días.
Nos quedaran en la memoria un montón de anécdotas,como almorzar invitados por unos electricistas en una gasolinera pan con aceite de oliva, o encontrarnos con 2 moteros de la élite marroquí en Goldwings que tras entablar conversación y admirar nuestras monturas(si,si...debería haber sido al revés) nos regalaron 2 botellas de agua FRÍAS casi lloramos de la emoción ante tal lujo.
Y lejos quedó aquella frase del principio que nos decía "Nos os fiéis de nadie ahí abajo"...
Yo diría que mas que fiarse o no de la gente, lo que no hay que hacer es desconfiar sistemáticamente de todos.
Esperamos poder seguir descubriendo este gran país,con nuestras pequeñas Tiwis...V'ssss

Os dejamos aqui el video de nuestra aventura








Comentarios

  1. Cómo he dicho antes, muy buen blog de viaje. Enhorabuena por el viaje y porque veo que habéis disfrutado de la experiencia.

    ResponderEliminar
  2. Lo dicho antes, un relato realista de las cosas, cada día me gusta más leeros y ver los vídeos de nuestra querida terreta, la millor del mon, sin duda.

    Vicente.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares