Eslovenia y la Toscana...vuelta a casa


Como tarde mas de lo normal en conseguir terminar esta última entrega,antes de empezar con ella y para los que no han leído las anteriores, no se acuerdan de la penúltima o simplemente les apetezca volver a verlas,voy a poner  los enlaces de todas las entregas de nuestro viaje a Italia y Eslovenia del 2015.

-La primera crónica fue una pequeña guía sobre como coger un ferry por primera vez,en la que explico nuestra experiencia y como resolvimos muchas dudas.

-En la segunda parte,parada en Riva di Garda,la Forra y el paso del Stelvio.

-En la tercera parte,pasamos por los Dolomitas y entramos en Eslovenia.

-En la penúltima entrega,disfrutando de Eslovenia y de sus pueblos y capital Ljubljana.




Seguimos a pesar de la lluvia...nos dirigirnos hacía el noreste y visitar Ptuj,una de la ciudades mas antiguas de Eslovenia.
Pensamos en ir hasta Maribor pero tenemos que elegir una u otra porque el día no estaba para pegar muchas vueltas.

Nos encontramos con callecitas muy tranquilas y un color muy presente: el rojo de las tejas y ladrillos.



Vuelta andando sin quitarnos los cascos,también sirven de paraguas.


Fue una escapada relámpago para no quedarnos en la habitación pero la verdad no disfrutamos mucho debido a la gran cantidad de agua que caía aquella tarde.
Prometimos volver hacia esa parte de Eslovenia,la baja Estiria,menos conocida pero con mucho encanto.

Seguimos bajando hacía el sur en busca de algún rayito de sol....
Al día siguiente teníamos previsto visitar el castillo de Predjama,las cuevas de Scokjan y ver el mar en la pequeña Piran,el único trozo de costa que tiene Eslovenia y que defiende celosamente frente a mayores potencias como pueden ser Italia y Croacia.
De hecho es una zona bilingüe italo-esloveno.
Tuvimos mas suerte y pudimos cumplir con nuestro objetivo.


Primera parada: El castillo de Predjama,emblemático edificio que se halla escondido en un rincón.
Es curioso porque te lo encuentras de pronto,sin esperartelo al salir de una curva.




En las fotos de los reportajes etc...tiene mejor cara la verdad,en vivo se ve un poco descuidado.


No entramos a verlo porque teníamos mucho por ver y queríamos llegar a tiempo par entrar en las cuevas.
Pero antes sacamos unas fotos de los alrededores del castillo que también valían las pena ser retratados.












Eslovenia tiene mucha industria maderera,y se puede observar como almacenan este bien en todas partes,con mucho cuidado y orden.





Habíamos leído mucho sobre el eterno dilema: ¿cuevas de  Skocjan o Postojna?

No podíamos visitarlas ambas así que nos decantamos por las primeras.
Las de Postojna se visitan en trenecito y no nos hacía mucha gracia,las otras se recorren a pie por lo que vas mas a tu ritmo aunque dentro de un grupo.

Aparcamos las motos en el parking y nos cambiamos de ropa para ponernos algo mas cómodo para andar.
Tras pagar la entrada(si tenéis algún carnet viejo de la universidad llevároslo que ni lo miran y pagas como estudiante de 20€ a 5€ creo).
En el recinto hay un bar restaurante y también un museo que interpreta muy bien todo el trabajo que supuso para los primeros exploradores descubrir estas cuevas sin luz,y excavando en la piedra pequeñas escaleras para poder desplazarse en su interior.
No hay que olvidar que también tuvieron que fabricar un puente para pasar por encima del río Reka que discurre por el interior de las cuevas.

Fue impresionante ver los cascos con la cera derretida de las velas que llevaban en la cabeza y muchos otros utensilios que utilizaban.Fueron unos auténticos héroes y tenemos que darles las gracias por su empeño porque gracias a ellos hoy podemos disfrutar de un espectáculo único,eso si con senderos asfaltados,un puente muy seguro y luz eléctrica (solo para iluminar el suelo y poco mas).

Nos fueron llamando para salir andando hacía las cuevas,nos esperaba un paseo de unos 15 minutos a través del bosque.
Al llegar,tuvimos que elegir grupo: en ingles o en italiano.
Nos decidimos por el italiano,nos avisaron que quedaba terminantemente prohibido sacar fotos o grabar dentro de las cuevas pero intentamos llevarnos algún recuerdo.





Llegamos a una antesala con planos de las cuevas y dieron unas explicaciones de lo que íbamos a ver porque son varias salas por donde pasaremos.

Se abre la puerta y empezamos a andar por un túnel de hormigón húmedo y poco iluminado hacía la primera sala llamada la del Silencio porque aun no se escucha el rio de fondo.
Ante nosotros,enormes estalactitas que forman unas figuras parecidas a los órganos en las iglesias.

Impresionante,enorme,bestial...podría seguir con una larga lista de calificativos pero siempre me quedaría corta ante tanta inmensidad.
De repente nos sentimos aun mas pequeños al pasar al gran cañón.
Ahí directamente nos quedamos mudos y note como se me ponían los pelos de punta y se me quedó la boca abierta.
En ese momento se detiene todo:el tiempo, hasta el pensamiento.Solo trabajan los ojos grabandolo todo en cámara lenta.
Nuestras fotos salieron bastante malas así que decidí copiar unas cuantas de internet para que os hagáis una idea.

La sala del murmullo con el ruido del río de fondo también transmite muchas sensaciones,porque en realidad eso es lo que te entrega ese lugar un montón de emociones a la vez.










Se sale al exterior de la cueva por una boca gigante.




No os lo podéis perder,que sea Skocjan o Postojna son joyas de la naturaleza,vale la pena disfrutar y dejarse llevar a nosotros nos encandilaron y fue uno de los recuerdos mas imborrables de nuestro viaje.

-Siguiente parada.El mar.

Decidimos no volvernos a cambiar de ropa para ir hasta Piran.
Hacia buen tiempo y fuimos por la autopista directamente hasta ahí.

Piran y Koper son las 2 referencias costeras que tiene este país,se encuentran en el golfo de Trieste (mar adriático)
Piran es precioso,es una pequeña península muy turística en verano.
Paramos un poco antes de llegar para sacar estas primeras fotos del mar.











Tuvimos la suerte de contar con un día soleado y una temperatura agradable para pasear por las calles y el puerto.

Al llegar a Piran nos asaltaron dudas de donde dejar las motos porque 500 metros antes de llegar hay unos carteles que avisan  que hay que ir dejando los vehículos a las afueras en los parkings.
Debido a que era temporada baja decidimos tantear y ver hasta donde podíamos llegar,pero llega un momento en el que ya no es posible seguir adentrándote en el pueblo y hay que dar la vuelta.
Nos colamos en un parking de residentes porque un lugareño nos hizo señas y dejamos las motos.
Ya veríamos como salir de ahí a la vuelta de nuestra excursión.






























Otro lugar que nos sorprendió gratamente,y ya eran unos cuantos en el día de hoy.
El atardecer fue un momento muy bonito,lleno de suaves tonos rosas,turquesas y dorados.

Volviendo a nuestro hostal,hablamos de como enfocar el resto del viaje porque una vez mas habíamos tenido suerte con el tiempo pero ya con toda seguridad iba a cambiar.

Empezamos a planear nuestra ruta de vuelta en función de la previsión del tiempo.
Sabíamos que nos íbamos a mojar y la cuestión era por donde ir para que fuera lo menos posible.
Vimos que habían unos claros sobre la región de la toscana y por ahí decidimos volver.

Recogimos y nos despedimos de Mama's House donde nos sentimos como en casa.

Íbamos a pasar por Venecia hasta Siena donde teníamos reservada una caravana en un camping.



No pudimos pararnos a ver nada,fueron mas de 600 km de lluvia muy intensa,tanto que no se veía nada por la autopista.
Pasamos la frontera a Italia con mucha pena,dejábamos Eslovenia atrás.
Dejamos un pequeño país bastante desconocido, lleno de lugares con encanto,con muchas cosas por descubrir

Llegamos al camping y quisimos ir a visitar el centro de Siena pero desistimos porque era suficiente agua la que habíamos tenido ya.
Tampoco descansamos mucho porque el sonido de la lluvia en el techo de la caravana era muy fuerte y terminamos por dormirnos por el cansancio acumulado en este día tan estresante.

Empezaba la recta final de nuestro viaje, la mañana siguiente amaneció gris pero sin agua y arrancamos para meternos de lleno en la Toscana, visitar Monteriggioni el pueblo amurallado donde se grabó Gladiator o La vida es Bella y San Gimignano donde se pueden comer los mejores helados de Italia,hasta Pisa donde haríamos la última noche en tierras italianas.

Volvimos a disfrutar de carreteras secundarias después de la paliza de autopista en mojado.
La verdad es que las carreteras italianas están muy transitadas y fuimos testigos de unos cuantos adelantamientos en linea continua creando un tercer carril ficticio en el que cada sentido se aparta para que puedan adelantar por en medio en cualquier sitio.
Lo curioso es que lo tienen tan asumido que es una cosa normal,no pitan ni hacen gestos...simplemente lo hacen con decisión.
Otro ejemplo,para cruzar una avenida de dos carriles con continua,pues intermitente y a esperar en medio,nadie se inmuta.Se montan unas colas tremendas pero nadie dice ni Mu.

La primera parada la hicimos en Monteriggioni,un pueblo medieval amurallado,conocido por participar en películas como "La Vida es Bella" o "Gladiator"
Se respira tranquilidad y paz,ademas es paso del camino de Santiago.
Se puede observar como cuidan a los peregrinos llegados de todas partes.



















La Toscana ofrece unos paisajes muy bonitos y auténticos.
Otra parada esta vez mas prolongada fue en el pueblo de San Gimignano.
Desde la carretera,a lo lejos,ya se vislumbran sus altas torres.Se ve imponente y grandioso,muy turístico,las tiendas de souvenirs y comida abundan pero al ritmo de antaño...piano piano.

Nos impresionó mucho.









Encontramos un sitio cerca del portal y nos adentramos...De pronto nos sentimos muy pequeños al ver en frente nuestro estas enormes torres.

























Tremendisimo!
Comimos un bocadillo de carne en el mercadillo de la plaza y de postre un helado y no cualquiera...el mejor del mundo.
Recomendado por nuestro amigo Adolfo,fuimos a buscar la Gelateria Dondoli,su dueño fue ganador de la copa del mundo de mejores heladerías en los años 2006 y 2008.










Que momentazo,comiéndonos el helado mirando al horizonte con un rayo de sol....Los pequeños placeres de la vida.

Ahora a seguir rodando por la toscana hasta Pisa y su monumento mas internacional.

Encontramos una habitación chula en un apartamento cerca de la torre(unos 10 min.andando).
Se trata de un B&B por 50€ con desayuno,muy recomendable.
Home Sweet Home-Pisa-
También buscamos una pizzeria con el Trip advisor.





Sobre la cena correremos un tupido velo porque una vez mas y a pesar de utilizar el Trip Advisor volvimos pinchar en cuanto a la elección del restaurante.
Todas las valoraciones hablaban de la amabilidad de los dueños pero fue la peor pizza que comimos jamas.
Nos dirigimos al centro para ver de cerca la torre y los otros edificios que la rodean.
Como en todas las ciudades turísticas la multitud se apoderaba de todo.











Ya después de cenar caímos rendidos en la cama en la que era nuestra última noche en Italia.
La próxima la pasaríamos a bordo del ferry de regreso a Barcelona.

Pero aun nos quedaba un día de ruta hasta el puerto de Savona y pensábamos aprovecharlo al máximo.

Madrugamos,desayunamos y nos pusimos en ruta.
Los nombres de los sitios de interés por donde pasaríamos eran: Vagli di Soto,La Spezia y Portoveneré.

El primer punto de parada fue Vagli di Sotto, es un pueblo perdido rodeado por un lago y un puente colgante pero estaba seco cuando fuimos porque estaban construyendo un puente nuevo,su inauguración tuvo lugar en primavera de este año.








Estuvimos paseando un buen rato por sus calles,casi solos porque de vez en cuando algún gato nos saludaba y las únicas personas que vimos se dirigían a comprar flores y plantas a un vendedor ambulante.











Vale la pena buscar lugares perdidos,desconocidos y poco transitados porque en ellos el tiempo deja su sello y puedes transportarte al pasado por un momento.

Para contrastar estos paisajes verdes,de piedra, montaña y tranquilidad ahora buscaríamos los tonos azules brillantes del mar,el tráfico y la gente pasando por la Spezia en la región de Liguria bañada por el mar que lleva también este nombre(es una subdivisión del mar mediterráneo).
Tiene un área portuaria muy importante y cuenta con un arsenal militar.
Por el camino encontramos carreteras con mucho encanta y algun que otro puerto de montaña.







La costa ligur se extiende desde La Spezia hasta Genova y es muy abrupta porque es prácticamente vertical con sus acantilados salidos directamente de las profundidades del mar y dicen de sus habitantes que su carácter es tan duro como la roca que tuvieron que excavar para construir sus pueblos.
Tiene mucho atractivo y alguno de sus pueblos son famosos mundialmente por su lujo y buen gusto (por ejemplo Portofino).
La franja de Cinque Terre(que consta de 5 pueblos) fue declarada Patrimonio de la humanidad junto a otros pueblos como Portoveneré que tuvimos la ocasión de visitar.´
Pusimos así el broche final a este viaje tan espectacular para nosotros.
No podíamos pedir mas porque lo que estábamos viendo era sencillamente una pasada.









Es un pueblo multicolor asentado sobre el mar.
Cuenta con una iglesia al final del pueblo labrada en la roca y un castillo amurallado desde el cual se accede a la parte alta del pueblo.
También se puede acceder mediante unas callejuelas con estrechas escaleras.











Aquí se aprecia mejor como el mar abraza todo el pueblo.












Ahora tocaba pensar en llegar a Savona,embarcar y asimilar todo lo que habíamos vivido porque fue muy intenso, relajante y disfrutamos muchísimo.
Cuando pensábamos en los primeros días por Riva di Garda o los Dolomitas parecía que había pasado por lo menos un mes.
La nostalgia se instalaría cuando descansaríamos en el barco pero de momento había que llegar al puerto.

Paramos en un pueblo en el que vimos una panadería abierta y compramos pan y pastelitos para desayunar a bordo.No se como se llamaba esa población pero un detalle en una fachada nos hizo sacar la cámara por última vez.




¿Arte o síndrome de Diogenes? Nunca lo sabremos....

Llegamos al puerto de Savona con tiempo y dejamos las motos en la puerta cerca del guardia y nos fuimos a cenar.
Embarcamos puntuales,y tras tomarnos una Biodramina nos quedamos dormidos en nuestro camarote.
Fue peor que el de la ida. estábamos en otro piso y mas cerca del motor por lo que notábamos mucho mas las vibraciones y el olor al diesel.
(Ver crónica "Eslovenia 2015-como coger un ferry-PINCHA AQUI )




No cabe ni un móvil entre los trailers,es impresionante ver como aparcan esos mastodontes tan pegados.



Las cinchas con las que atan las motos

Hay que tener mucho cuidados con los anclajes que hay en el suelo,hay que intentar evitarlos.





Al día siguiente compramos 2 cafés en la cafetería(buenísimos) y con los pastelitos que compramos la tarde anterior disfrutamos del mejor desayuno de todo el viaje.






Al llegar a Barcelona tuvimos que dar paso a los grandes cruceros que zarpaban en ese momento.



Es como un gran edificio flotante.



Y luego el de la competencia






Ya nos quedaba desembarcar y volver a casa.Llegamos puntuales,sobre las 20h y decidimos tirar directos para casa.
Habíamos descansado una noche y un día,teníamos ganas de llegar por lo que volvimos de noche y llegamos sobre las 2 de la mañana.

Fue un viaje revelador....
No nos esperábamos tanto de Eslovenia,nos sorprendió mucho que un país tan pequeño tenga tanto que ofrecer.
El norte de Italia nos volvió a encantar,los Dolomitas se llevaron nuestros corazones.
El breve paso por Austria nos hizo prometer que le dedicaríamos algún día una visita en condiciones.
A la Toscana hay que ir con tiempo para poder vivirla como se merece pero nuestro primer contacto fue una gran revelación.
Que felices nos sentimos y que bonitos recuerdos nos quedan...ya no me quedan palabras para expresar lo que representó para nosotros.

Aquí os dejo la última entrega de los vídeos con las tomas con dron de esta última entrega:



Comentarios

Entradas populares