Ruta Semana Santa 2015




Viernes santo,festivo y buen tiempo ¿Que mas se puede pedir?

Lanzamos un llamamiento y acudieron enseguida muchos amigos con ganas de moto.
Nos juntamos 10 motos y 12 personas y empezamos la ruta por autovía hasta Enguera donde se engancharía Nacho que nos acompañaba por primera vez.
Aquí os dejo la ruta que hicimos,una clásica basada en nuestra "Ruta Perfecta" pero con algunos cambios y sitios nuevos por descubrir.






Primera parada saliendo de Enguera,nos encontramos con el parque eólico del valle de Ayora  y decidimos parar un ratito para conocer a Nacho y a Javier que ruteaban por primera vez con nosotros y saludarnos todos como dios manda!!

Nuestro amigo Kiko,nos sacó mistela y pastelitos que nos sentaron de maravilla.
Fue un gran detalle porque a pesar de desayunar bien,nos vinó muy bien dar algun bocado a esos "pastissos" riquisimos que nos dieron energía para seguir nuestra ruta.














Seguimos nuestro paseo por carreteras solitarias del interior de Valencia.
Curvas,bonitos paisajes montañosos y muy verdes con un aire cálido.Todo perfecto...disfrutando cada momento en la soledad del casco pero a la vez con  buena compañía en los retrovisores y por delante,una sensación inigualable.

Llegamos al Restaurante Venta Gaeta,donde nos tenían preparada nuestra mesa al aire libre.
Comimos muy bien como siempre,por 10€ un almuerzo-comida con un montón de cosas típicas de la casa (ajo arriero,chorizos,morcillas,huevos con patatas,chuletas,etc...)

















La comida se acabó entre risas y charlas,y sacamos la mistela que quedaba.
Nada mas llegar,pedimos que nos la metieran en la nevera y para acompañar los cafés.Estábamos muy a gusto a pesar de la solana y fue cuando sacaron unas sombrillas,así que nos quedamos un buen rato mas de lo previsto.

Volvimos a ponernos en marcha,para seguir la ruta que aun tenía sorpresas por descubrir.

La ruta perfecta original pasa por Quesa pero nunca nos paramos a ver sus famosos charcos,hasta hoy.
En el centro del pueblo hay un camino que indica por donde se va. 
La carretera discurre entre pinos y es bastante larga hasta llegar a los charcos pero una vez ahí,se convierte durante unos metros en pista de tierra y hay que caminar un poco para poder ver esto.










Un espectaculo que recomendamos fuera e temporada por su tranquilidad.











Volvimos a montarnos a las motos para dirigirnos hacía la albufera de Anna para ver su lago.
Otro lugar muy bonito,en ese día debido al festivo estaba muy concurrido pero nos vino bien hacer otra paradita para terminar nuestra botella de mistela.
Nos había acompañado todo el día y pedía a gritos que la dejáramos ya descansar.










Aqui se acabó la ruta y empezó el regreso a casa.
Nos despedimos queriendo repetir cuanto antes un día tan agradable en todos los sentidos.
Dio mucho de sí,mas de 400km de ruta,muchos lugares únicos y la sensación de bienestar que produce estar en compañía de amigos que disfrutan de lo mismo que nosotros.
Gracias a tod@s por hacer de este dia otro dia PERFECTO.



Comentarios

Entradas populares