Estrella de Javalambre 2015 XXVI ª Edición



Para ponernos en antecedentes, Estrella de Javalambre es la hermana de la más que conocida reunión "Stella Alpina Motociclistica Internazionale" que se celebra en los alpes italianos, esta, surgió de una conversación entre dos amigos, Mario Artuso y Harry Louis, que conversaban sobre el paso en moto más alto de Italia, sin mencionar nunca que este tuviese que estar asfaltado, por lo que Mario demostró el error de Harry al enseñarle el Colle de Sommellier a 3050 m, esta es la razón por la que se celebra dicha reunión y tenga como atractivo principal recoger la medalla tras subir una pista. Transcurrido un tiempo, más concretamente en 1986 miembros del grupo moto aventura de Utiel que habían asistido a esta reunión italiana, quisieron construir algo lo más fiel y auténtico posible, así  nació la Estrella de Javalambre. 

Una reunión no deja de sorprender, agrupando grandes viajeros como Olga TT, Dano y Pilar de aventuras en moto, los organizadores de Millevaches Authentic, Oso de Enduro Camp Spain y muchísimas más celebridades del motor.

24/1 Elda - Manzanera
Distancia recorrida: 316 km



Con la misma ilusión y ganas que la edición 2014 ENLACE emprendimos nuestra aventura Javalambrera.



Ya llevábamos unas semanas de preparativos y logística, un grupo de 20 personas hay que gestionarlo bien para que todos disfrutemos.

Partíamos desde distintos puntos de España, Madrid, Elda, Almansa, Barcelona, Calpe, Alicante, Elche.

Personalmente esta reunión me atrae mucho, ya no por su calidad y autenticidad, sino por agruparnos todos y pasar momentos magníficos, también decir que está cerca de casa, por lo que da la oportunidad de viajar más relajado para rutear y conocer la zona.

La expedición partia desde Almansa, donde nos reunimos la gran mayoría para almorzar y ponernos al día.

Es curioso, pero pases en la época que pases y a la hora que sea, que "siempre" en el tramo Villena Almansa hay una temperatura de 3 o 4 ºC menos que en el resto de la zona.


Reímos y almorzamos mientras Gastón llegaba de toda una noche de trabajo sin dormir en absoluto.
Momentos como estos en los que te reencuentras con los amigos de viaje, ríes, te abrazas y no dejas de disfrutar son los que hacen que te enganches aún más a viajar en moto.


Podíamos ir muy relajados hacia Manzanera, pero tampoco es cuestión de llegar muy tarde, que este año la invitada estrella promete y mucho.

Rumbo a Estrella de Javalambre.

Llegaba la hora de comer y con el visto bueno del restaurante La Ontina en Abejuela ENLACE, ya que nos confirmaron que el paso hasta Manzanera estaba transitable en moto, paramos a comer en este pueblecito.




El tiempo acompañaba con un sol reluciente y una temperatura más propia de primavera que de invierno, parece mentira que hace solo unos días hubiese un temporal de nieve por esta zona.


Abejuela es de esos pueblos con encanto, que cuando andas por sus calle y disfrutas de su paisaje, todo quebradero de cabeza desaparece en el momento.


Una atención impecable, aunque desacertada en la elección de algunos de sus platos, los macarrones a la carbonara no los recomendaría.





Se que me repito, pero que bien se esta rodeado de amigos, compartiendo risas y anécdotas que son la delicia de los oyentes.

Retomamos rumbo a Manzanera por el paso de Abejuela, bueno, esa era la idea principal. Tras menos de un kilómetro apareció la primera de muchas placas de hielo.
Tendría una longitud de 20 o 30 metros totalmente helado, con tan solo un pequeño sendero de nieve por la cuneta que nos dejaba paso.









Sorteamos el primero con éxito y retomamos rumbo, pero volvimos a encontrar hielo en cada curva, hasta llegar al punto de tener que tomar otro camino, encontramos un tramo de más de 150 metros de hielo y un palmo de nieve que no nos dejaba otra opción.





Estaba claro que este año también nos perderíamos la conferencia de la invitada estrella.


Olga Ferro ENLACE fue el deleite de las masas, todos los oyentes muertos de envidia por su viaje a la India.

La cojo prestada Peter
Llegamos al camping cuando Lobo ya tenia localizados y organizados los bungalow, así da gusto viajar, llegas a destino con todo el trabajo hecho.


El ambiente era autentico motard, a pesar de no haber mucha gente, ya que la mayoría estaban en la conferencia de Olga.










Nos distribuimos rápidamente en los bungalow y con mayor o menor fortuna nos hicimos fuertes en nuestros aposentos.






En el bar del camping se imparten clases express de vivencia motard, escuchar con atención y aprender lo máximo posible de los maestros como Peter.



Ya que el aire no respetaba optamos por cenar en el bungalow 16, puesto que la opción de barbacoa no era factible.



Una cena magnífica, embutido argentino ademas del ibérico, queso, buen vino made in Spain de bodegas Piqueras ENLACE todo ello sazonado con buena compañía, ¿que más podríamos pedir?.





Las 23:30 en reloj daban paso al desfile de antorchas, por lo que nos dirigimos a la plaza del castillo, situada detrás del salón de conferencias.





Allí todos reunidos como gran familia montera que somos, rendimos homenaje a los que nos han dejado, es un momento en el que todos remamos a una y nos apoyamos mutuamente.
Peter nos informo del estado de la pista para la subida de mañana, tan solo un par de neveros que seguro tendrán la rodera marcada tras el paso de los primeros intrépidos.
Mantuvimos un minuto de silencio en respeto a los caídos, para después rendirles tributo con el desfile de antorchas.




Tras un momento de conmemoración ahora tocaba desplegar nuestras armas de baile.










Que momentos se pueden llegar a vivir.
Como aquel en el que Lobo hizo que todo el pabellón posase para una foto común, estos son los momentos que no se olvidan.



Por muy bien que estuviésemos, mañana subimos a por nuestra estrella de Javalambre por lo que vamos a reponer fuerzas.



25/1 Manzanera- Elda
Distancia recorrida: 290 km



Toda la noche dando vueltas en la cama, los rayos de sol entran por la persiana y ya no hay nada que hacer, poco a poco fuimos asomando las cabezas de nuestros aposentos.


Camino al bungalow 16, donde teníamos todas nuestras provisiones para desayunar.



Recogimos raudos para ir a por la estrella.






Este año debido a la semana de temporal que hubo anteriormente, la entrega se hizo en el cruce de pistas, igual que la edición 2013 ELACE.
Subir a por la estrella es un momento que personalmente lo afronto siempre con mucha ilusión, subidas y bajadas, curva tras curva hasta llegar a por tu estrella, símbolo del espíritu motero de Javalambre.






Disfrutamos del paisaje y la compañía como en familia.


















Nunca nos habíamos quedado al aperitivo y sorteo de regalos, pero este año decidimos quedarnos.
Menos mal que nos quedamos, el sorteo de Javalambre no es normal, es una auténtica locura, regalos tan sorprendentes como un traje Revit totalmente gratis y hecho a medida, Scottoiler, bolsas de Oasisand ENLACE una empresa Barcelonesa que fabrica bolsas impermeables de muy alta calidad, cursos de conducción en Enduro Camp Spain ENLACE, baules Givi, vales de 150 € en artículos DS Bike Protection ENLACE descuentos del 50% en amortiguaciones Hagon de construcción británica, en fin una autentica pasada.





Hubo suerte, nuestros amigos de Madrid Ada y Juan Carlos salieron premiados. Un descuento del 50% en amortiguaciones Hagon y un petate de 31L de Oasisand respectivamente.

Entre semejante locura tomamos el aperitivo que el ayuntamiento en colaboración con la organización ponen para los asistentes.


Como todo lo que empieza esta condenado a terminar, tomamos rumbo de vuelta a casa, contando ya los días que quedan para volver.


Estrella de Javalambre es siempre perfecta, cada año se superan más, manteniendo su autenticidad y saber hacer, que la hace ser merecedora del nivel que mantiene entre las reuniones europeas.



Redacción y cinematografica por Juan López Rico.
Fotografia por Ines Garcia y Juan López.


Comentarios

Entradas populares