Arguis 2014



Grato volver a esta reunión tan especial, en la que no solo se comparten comida y buen rollo, en la hoguera se comparte mucho más, risas, anécdotas y excepcionales experiencias.
No me canso de decirlo, Arguis es compartir, creo que seria un buen eslogan que definiese esta reunión. Con estas ganas y muchas más nos fuimos a repetir la experiencia.

19/12 Elda - Arguis
Distancia recorrida: 529 km



Sin prisa pero sin pausa salimos de Elda con la intención de llegar antes de anochecer,




Tan solo parar a comer y repostar,




serian las 6 de la tarde y estábamos en Arguis, la edición pasada en su 40 aniversario fue autentica, podéis verlo en el enlace de la crónica, Arguis 2013.


Esta edición era especial, ya que normalmente empieza el sábado pero esta vez se daba comienzo el mismo viernes, todo debido al buen tiempo, y la falta de otras internacionales, el viernes éramos bastantes, riendo junto a Javier y Noelia parte de los organizadores de Arguis, encontrándonos con amigos que hace tiempo no veíamos, es como juntar una gran familia,




con todo el campamento montado fuimos a la hoguera,



tan solo teníamos permiso de los guardias forestales hasta las 3, hicimos algo comedido, para entrar en calor y cocinar la carne.







Compartir hoguera con más motards y disfrutar de la compañía siempre es de los momentos mas reconfortantes después de un día de andar en moto.


 Mañana empieza el día fuerte, lo de hoy ha sido solo el aperitivo.
Vamos a por Arguis en su 41º Edición.

20/12 Arguis - Salto de Roldan
Distancia recorrida: 65 km



Pasada la noche y un descanso más que merecido nos levantamos a por un nuevo día.











Desayuno en la terraza para aprovechar el sol tan bueno que brillaba, mientras veíamos el trasiego de motos que iban llegando.






Esta edición al no celebrarse Pingüinos y el buen tiempo, Javier, el actual presidente del moto club Monrepos, preveía una gran asistencia.

No se equivoco.


Hicimos nuestras inscripciones, con su merchandising correspondiente, milésima, pegatina de la edición y otra del puerto de montaña que le da nombre al moto club.


Este año desde la organización se decidió hacer preinscripción y pago obligatorio para asistir a la reunión más antigua de España. Por ley es obligatorio que los participantes estén correctamente identificados y así el seguro civil del moto club pueda cubrirlos en caso necesario.




Como lucia el sol y teníamos ganas de conocer la zona, fuimos a ver el salto de Roldán, pasando primero por Huesca para comprar algo de carne para la noche.


El salto de Roldan formado por dos peñas, la peña San Miguel 1123 m y la peña Aman 1124 m, en la que los quebranta huesos juegan con las ráfagas de aire, es digno de ver.







Las vistas desde allí arriba eran impresionantes, debido a la niebla baja, quedaba un mar de nubes que daban lugar a una estampa perfecta, ver emerger los mayos a través de las nubes es único.



Una pista de tierra se abría paso hasta el embalse de Belsué, pero la hora de comer se acercaba, ademas no estaba para arriesgar, no sabia si tendría que dar media vuelta, ademas de ir cargado, malas ruedas y sin conocer la pista mejor para otra vez.

Si soy muy temeroso jijiji.


Rumbo de vuelta a la reunion comimos al resguardo del pinar, un poco de pasta, redondo de pollo y vinito para saciar el apetito.


Por desgracia anochece pronto y al haber tomado vino optamos por ir andando al pueblo para ver el ambiente. Arguis estaba repleto de motos, ya que muchos aprovechan el alojamiento rural del mismo para vivir la reunión. Mientras andábamos vi un risco desde el que se tenia una buena panorámica del embalse y la reunión, por lo que opté por sentarme un rato para pensar y despejarme, disfrutando de las vistas y ver el tumulto de motoristas que iban y venían.


En la zona de la hoguera no cabía un alfiler, seguro que se bate récord de asistencia.




Te encontrabas todo tipo de motos, clásicas, preparaciones off, las inconfundibles trikes, sidecares y millón de tipos más,













pero sobre todo compañerismo, que ya de por si siempre esta presente entre motores, en Arguis se multiplica sin parar. Que no me arranca la moto, toma las pinzas, que no tengo parrilla, toma la mía, Arguis es así.




 Encontré algún que otro invento de esquis, haber si para Eskimos, los coloco en la Gesita.



Luego siempre están los grandísimos franceses que viajan con la casa a cuestas en sus sidecares y remolques.

La vespa de Juan Antonio
Arguis en su gran mayoría encuentras viajeros.

Caída la noche y con el cielo despejado todos nos agolpamos junto a la hoguera, realmente no hacia frío pero es una buena razón para confraternizar con la gente y compartir anécdotas.
Muy tímidos todos con la leña, con 5000kg aburridos esperando a ser arrojados al fuego.




Conocimos a los fundadores del moto club los Quebrantahuesos Huesca, muy agradables, comentando nuestras andadas en moto y lo mucho que les gusta nuestra tierra Alicantina.




Reímos y bromeamos hasta la hora de comer, ahí se desato la locura, la gente se las ingeniaba para sacar las brasas y hacerse la carne, ollas y calderos para la cena, entre ellos estaba Cesar, que se hizo
una olla de alubias con calamares, que estaba para chuparse los dedos, que buena estaba.



Las tostas, que son como roscas pequeñas hechas de sangre de cerdo y harina, muy típico de la zona y de las matanzas porcinas. Nos dieron a degustar la tarta de calabaza, un postre casero muy típico también. Después de todo esto nos sobraba nuestra carne, pero nos dejaron una parrilla, ya que se nos olvido la nuestra, y nos hicimos la carne.



Probamos el licor de hiervas, licor cafe y licor de manzanilla que nuestros nuevos amigos de Huesca habían traído. Decir que Arguis es compartir únicamente, es quedarse corto, realmente es mucho más que eso, demuestra que si queremos en este mundo todos estamos unidos y que es más fácil cuando ponemos de nuestra parte.

Seguíamos riendo y pasándolo en grande, pero a la 1 ya no podía más por mucho que quisiera, estaba cansado a mas no poder y solo pensar en la vuelta del día siguiente me agotaba mucho más, muy a mi pesar, me fui a descansar.


Que diferencia, de la hoguera a la zona del pinar no se oye ningún ruido, tan solo los ronquidos del vecino, en la zona de acampada de la hoguera seguro que tienen fiesta hasta las tantas de la noche.

21/12 Arguis - Elda
Distancia recorrida: 529 km



Bien temprano y con pocas ganas de marchar, recogimos el campamento y desayunamos con resignación.



Vuelta a casa, autovia hasta Teruel y algo de diversión por la nacional.

Llege a casa con el mismo pensamiento que el año pasado, Arguis es compartir, es autentica. Arguis me gusta.



Redacción, fotografia y cinematográfica por Juan López Rico.

Comentarios

Entradas populares