Motoxeada 2014 1ª Edición (La primera concentración motorista invernal gallega)



La primera edición de una concentración siempre es algo especial, que se prepara y cuida como un niño pequeño al que se le da todos los mimos que precisa, se hace aun más peculiar si la organiza un buen amigo. Por eso con mucha ilusión y esfuerzo el colectivo motero Balas Rasas habia hecho posible este fin de semana tan especial.

12/12 Elda - A Veiga
Distancia recorrida: 850 km



Todo listo y dispuestos a salir, para afrontar una autentica etapa maratón.
Emprenderíamos el viaje desde Elda. Ash, Jessica, Alex, Sheila y un servidor.






Como es costumbre al pasar por Almansa el frío se hizo notar, llegamos alcanzar los -4,5ºC. Haciendo tiradas de 250km parando únicamente para repostar y estirar las piernas hicimos mas ameno la monótona autovia, pero para llegar a la otra punta de la península en tampoco tiempo es inevitable tener que ir por estas carreteras.

Un buen almuerzo como reyes, riendo y bromeando con los amigos, para levantar la moral ante la etapa tan aburrida.




Retomamos rumbo, parando tan solo a comer para después seguir marcha,







 a tan solo 40km de A Veiga el cielo se cerro y callo sobre nosotros, lluvia, niebla y un frío del demonio, que quería detener nuestro avance hasta tierra prometida, pero con el traje de agua y una velocidad segura llegamos a destino a las 7:30.



Alli nos esperaban Daniel Mariñas y su mujer Isa, con el fuego encendido y todo preparado para un fin de semana increíble.



Eramos los primeros en llegar por lo que aprovechamos para elegir sitio donde montar el campamento y preparar la lona que Ash se había traído para tapar las tiendas. Este hombre esta en todo.



Mientras tanto el embalse de Prada y la noche estrellada eran testigos de nuestra conquista.
Reconocimos el terreno, encontrándonos la carpa principal, donde se desenvolverían la mayor parte de las actividades,


el bar




las inscripciones y los aseos, todo lo que se puede pedir sin necesitar nada más, las duchas estaban en el pabellón, que por supuesto estaba a entera disposición de quien lo necesitase.
Todo preparado para un fin de semana perfecto.

Unas chuletas, chorizo y demás carnes a la brasa para ir abriendo el apetito, entre risas, bromas y alguna que otra idea para arreglar el país, la noche transcurrió sin percibirlo.



Mañana empezara Motoxeada y seguro que será inolvidable.



13/12 Vida en A Veiga.



El día amaneció cerrado, nublado, toda la noche lloviendo, pero el tiempo invernal gallego es así.






La idea de rutear para conocer la zona se desvaneció cuando moteros provenientes de otros lares nos indicaron que las carreteras estaban nevadas y los servicios de carreteras no habían pasado todavía.
Resignados por el mal tiempo, desayunamos para empezar con energía e hicimos las inscripciones.



La noche había hecho estragos en la hoguera y tuve que echarle paciencia para volverla a encender, todo tremendamente mojado, pero el truco de abrir los troncos por la mitad, que aprendí en Millevaches Authentic 2013, me sirvió de ayuda.






Durante la mañana la gente iba llegando, nosotros estábamos a la espera de David, Alberto y Antonio que no llegarían hasta mas tarde.



El lugar es idilico, una concentración a la orilla del embalse de Prada que fue construido en 1958  y llevo al pequeño pueblo de Alberguería al olvido dejándolo sumergido en sus frías aguas, lo que hace de esta una ubicación idónea para una conce.














Llegada la hora de comer fuimos al restaurante Rio Xares en la C/Entrecaldeiras, nº3 tel: 988 35 00 94, es típico decir en Galicia, "de aquí no se va nadie con hambre" y así fue.









Nos juntamos con varios paisanos gallegos que habían venido a Motoxeada y por el espíritu y carisma motero pronto reíamos sin parar con Modesto y Anibal moteros donde los haya, habían estado en varios países y en muchas conces, aproveche para preguntar sobre Eskimos ya que habían estado y tenia dudas e inquietudes.





La comida a cada minuto se animaba, cada plato era una fiesta y cada copa una excusa para reír. Creo que puedo decir que los gallegos son gente hospitalaria, especial y serviciales. Yo hasta ahora no había visto un establecimiento en el que comieses de menú y te dejasen repetir los platos tantas veces como quisieses, fue algo que me sorprendió gratamente y tan solo 12€ por comensal.


 Entre tanta risas y bromas se nos paso la hora de la ruta turística, "la dejaremos para la próxima edición".
Volvimos a la acampada cuando llegaron David, Alberto y Antonio, ellos salieron hacía ya unos días de Alicante y aprovecharon para ver alguna zona de Asturias y Galicia.


Montaron campamento y compartimos anécdotas alrededor de la hoguera.




Las horas pasaron volando, mezclándonos con la gente y descubriendo viajes de otros moteros que nos hacen plantearnos nuevos retos.





Llegada la hora de cenar nos metimos entre pecho y espalda un buen cocido gallego,


 era imposible quedarse con hambre, los platos que hiciesen falta volaban sobre nuestras cabezas para que nadie se quedase con apetito, un arroz con leche casero y un licor cafe para bajar la cena.




Que exquisita, sabrosa y abundante es la comida gallega.

Se llevo a cabo la inauguración de Motoxeada por parte de varios cargos públicos de A Veiga, amenizada por canciones populares tocadas con gaitas, escucharlas es una autentica delicia, son algo sorprendente.



El desfile de antorchas era el siguiente acto programado, esta vez las antorchas fueron modernizadas, por unos estupendos tubos de goma espuma con 3 leds de colores, que eliminan el riesgo que conllevan las tradicionales antorchas.


Siempre es una momento emotivo en el que recordar a los que ya no están, que por desgracia se fueron de viaje para no volver y que siguen con todos nosotros desde las estrellas.

El bike show había terminado y el recuento de votos hecho, por lo que se llevo a cabo la entrega de premios. Diversas categorías donde competir, desde clásicas hasta preparaciones custom espectaculares,






la GSA 800 no se donde encajaría mejor.
Tuvimos suerte con los premios, ya que se sorteaban dos inscripciones gratuitas y Sheila gano una de ellas.


La agenda estaba rebosante de actos por lo que aburrirse era como quedarte con hambre en Galicia "imposible", ahora tocaba party, música, luces, baile y a disfrutar de la noche.


Hubo momento hoguera, todos alrededor, no solo nosotros sino todos los que se acercaban, ya que nuestro fuego fue el único que aguanto el agua. Un buen aliciente para conocer mas gente.



Para mañana el dia seria de los largos y temidos maratones, seria una vuelta a casa repleta de autovia.

14/12 A Viga - Elda
Distancia recorrida: 829 km



Nos levantamos y gracias al fin no llovía, pudimos recoger tranquilos y despedirnos de los amigos, había sido la primera edición de Motoxeada, que desde ahora ostenta el titulo de ser la 1ª concentración motorista invernal gallega, titulo que mantendrán seguro durante muchos años.

Para variar nos llovió durante todo el camino de vuelta, llegamos a las 9:30 de la noche, por lo que mientras conducía tuve mucho tiempo para pensar sobre muchas cosas, viajar tan acelerado con tantos kilómetros en tan poco tiempo empezaba a cansarme, siempre es lo mismo, pero es esto o nada.
Motoxeada a sido autentica, se nota que a sido organizada con cariño y esmero. Estuvimos como en casa y comimos mejor que en esta.



Redacción, fotografía y cinematográfica por Juan López Rico

Comentarios

Entradas populares