Camino del Cid 1ª Etapa, El destierro



El camino del Cid en mi opinión es la oportunidad perfecta de combinar historia y aventura, viajando por pueblos abandonados o de pocos habitantes, es la ocasión idónea de fusionarte con la naturaleza y tu moto, disfrutando por carreteras que en ocasiones eres el primero que las recorre en mucho tiempo, viendo y sintiendo a sus gentes, que extienden su mano para ayudarte en lo necesario.

Se recorren espacios naturales, su cruzan ríos y en ocasiones no ves a nadie durante varios pueblos.

Es para mi una gran oportunidad enseñar mi viaje.


17/4/2014 Elda - Torrejon del rey
Distancia recorrida: 429 km





La idea se había transformado en realidad, el camino del Cid empezaba. 
El destierro era su primera etapa, juntos recorreríamos pueblos desde Vivar del Cid hasta Atienza.
En esta etapa el Cid fue condenado al destierro por su rey Alfonso VI, debido a falsas acusaciones de los cortesanos que lo culpaban de hacerse con parte de los tributos pagados por los campesinos a la corona, fue entonces en 1081 cuando Rodrigo Diaz de Vivar emprendió su camino hacia el destierro, acompañado de sus fieles guerreros.

Nosotros no estábamos condenados al destierro y es cierto que el camino del Cid pasa por nuestras tierras alicantinas, pero la aventura de Rodrigo empezaba en Vivar del Cid y nosotros la empezaríamos junto a el.

Emprendimos el viaje alrededor de las 2 del medio día, tocona etapa maratón, pues había que intentar llegar lo mas cerca de Vivar para así poder recorrer el camino con tranquilidad.



Tras 200 kilómetros habiendo tomado ya la N-320, paramos a comer algo.



la búsqueda de gasolinera se volvió en nuestro principal objetivo, eran ya 4 las gasolineras que habíamos pasado y estaban abandonadas, pero, tras unos kilómetros desde la ultima gasolinera encontramos una que por fin estaba abierta y como dijo una vez mi hermano pusimos gasolina hasta en los bolsillos. 
Serian las 8 de la tarde cuando llegamos a Guadalajara,


allí hicimos un par de llamadas para encontrar alojamiento y tras un completo y un precio elevado recibimos la llamada de uno de los hosteleros, nos rebajaba el precio de la habitación en 10€, pues para haya que vamos, el hostal Torrejón del Rey, llamado como el mismo pueblo, era muy acogedor, recordaba a los castillos de la edad media, 












Cenita en una compañía perfecta y fuerzas al 100% para mañana.


18/4/2014 Torrejón del Rey - Vivar del Cid - Burgos
Distancia recorrida: 419 km




Nos levantamos,




 cogimos fuerzas y sobre las 9:15 estábamos en ruta, disfrutando del paisaje y el día, que acompañaba a la perfección.



Llegamos a Vivar del Cid, mirásemos por donde mirásemos todo recordaba a Rodrigo,




un pequeño pueblo donde se encuentra situada la legua 0, desde donde el Cid empezó su camino acompañado de 60 soldados y con tan solo 9 días para abandonar Castilla,



fuimos a sellar nuestro salvoconducto, el 1º de los sellos que abriría la veda.




justo alado de la legua 0 se encuentra el mesón el molino que fue propiedad del padre de Rodrigo, cerrado en la actualidad debido a la edad del dueño actual,






pero tuvimos la suerte de encontrarlo por los alrededores y nos deleito con sus conocimientos sobre el Cid e incluso nos regalo una bonita estampa.


Pudimos tener entre nuestras manos la réplica de la espada del Cid, llamada Tizona.

Visitamos los hitos cidianos mas significativos que se encuentran en Vivar, como la Iglesia de San Miguel,








el mural del Cid,




 o el convento de las Claritas, donde se guardo durante siglos el único ejemplar del Cantar,


podrías estar un día entero conociendo la historia del cid que se encuentra plasmada en Vivar, pero había que avanzar algo, ya que teníamos por delante nada mas ni nada menos que Burgos, una ciudad con mucho que enseñar.

Nos dirigimos hacia esta, ya la habíamos visto en fotos y vídeos pero la catedral, fue algo que me dejo sin palabras, que estado de conservación mas espectacular, aparte de ser la única catedral empezada a construir y terminada con estilo gótico,















 también tenia mucho que ver con Rodrigo, ya que tanto el como su mujer Jimena se encontraban enterrados en ella, aunque decir queda que no fallecieron en Burgos, sino en Valencia


el interior muy particular, sus techos,











 sus vidrieras,







y salas,




 eran de esas imágenes que se te graban en la retina.

Burgos, es una ciudad como yo suelo decir, ciudad museo, ya que andes por donde andes todo rincón tiene algo de historia, como era de esperar no podíamos ver toda la ciudad, por lo que nos ceñimos a la historia del Cid campeador, que era el motivo por el que estábamos allí.

Ya era hora de llenar los estómagos que empezaban a quejarse, conseguimos comer en la plaza y ademas a los pies de la catedral, fue uno de los mejores momentos del viaje, acompañado por Jessica, Sheila y mi hermano Alex, que mas se puede pedir.











Visitamos la puerta de Santa Maria, que da paso a la plaza en la que se encuentra la catedral




fuimos a ver la Glera,



lugar fuera de la antigua ciudad de Burgos donde el Cid acampo el 1º día junto a sus guerreros camino hacia el destierro, ya que tenia la entrada prohibida a esta y denegada la ayuda de cualquier burgales, penados a estos con la perdida de sus bienes acompañado a su vez de la merma de los ojos de la cara, también visitamos la estatua ecuestre del Cid, a lomos de su fiel corcel Babieca,




esta, esta situada justo al final del puente de San Pablo, decorado con estatuas de los guerreros que acompañaron al Cid y que cruza el río Arlanzón.





La tarde iba cayendo y nosotros tomamos rumbo al monasterio de San Pedro de Cardeña, lugar donde Rodrigo dejaría a sus hijas y a su mujer para pertrecharse, pero antes paramos a ver el solar del Cid,



 donde antes este tenia una casa, situada justo alado del ultimo resto de muralla urbana de Burgos.



por una cosa u otra nos despistamos en el camino y dimos un par de vueltas de mas hasta encontrar la ruta correcta al monasterio, donde tuvimos un pequeño contratiempo, nada que no tuviese remedio.






La moto cargada hasta los topes, dos personas encima, en un camino de tierra y la rueda delantera metida en un hoyo, fueron las circunstancias que se juntaron para dar como resultado una caída en parado, cabe pensar que el susto no paso de hay, pero tuvimos mala suerte, yo intente aguantar al máximo mi MT 03, hasta el punto de simplemente dejarla reposar en el suelo, pero a Jessica no le dio tiempo a sacar los pies y poner la mano, por lo que se hizo daño en el hombro izquierdo, rápidamente socorrí a mi novia y levante la moto, la fortuna nos sonrío y a los pocos minutos aparecieron dos 4x4 con jóvenes que venían de rutear, se ofrecieron a ayudarnos y llevaron a Jessica hasta el hospital mas cercano seguidos por mi.
Tras unas radiografias y el informe médico, acompañado todo esto de sus largos tiempos de espera,  se nos informó de que tan solo se trataba de dolor muscular por el golpe, cierto es que Jessica no podía mover mucho el brazo, por lo que le pusieron un cabestrillo y una banderilla en el culete.
Podríamos suponer que el viaje acaba aquí, pero sin haber salido del hospital y a las 11 de la noche, mi novia tan solo quería ir al monasterio y sellar su salvoconducto, lo que dejo clara cual era su intención, seguir el viaje a pesar del contratiempo, que mujer mas dura.

Era evidente que no íbamos a ir a sellar, así que paramos a dormir en el primer hostal que encontramos, no era nada del otro mundo pero las motos y nosotros dormiríamos bajo techo.



Mañana tocaria avanzar un poco mas de lo planeado.

19/4/2014 Burgos - San Esteban de Gormaz
Distancia recorrida: 196 km




Dormimos cual bebe recién nacido y pese al hombro, Jessica pudo dormir bien.
Nos levantamos y tomamos rumbo al monasterio de San Pedro de Cardeña, nada mas llegar daba la sensación de habernos trasladado al siglo XI,







bajamos de las motos y al darnos la vuelta nos recibió uno de los monjes, le contamos todo lo sucedido el día anterior y enseguida nos hizo pasar a ese gran salón, normalmente este está cerrado a las visitas, un salón con grandes ventanales y paredes cubiertas de obras que rememoraban las hazañas del Cid, me acordare siempre de aquel momento en el que el monje se apoyo en la cornisa de un ventanal, con el sol atravesando los cristales y reflejandose en la piedra, vestido con el abito, sellandonos el salvoconducto y deseándonos buena suerte, fue para mi el momento mas emotivo del viaje.

Continuamos dirección Modúbar de San Cibrián, un pueblecito de 74 habitantes, en el que paramos a ver su iglesia románica y sellamos el salvoconducto,





los Ausines, Revilla del Campo, con una población de 82 habitantes y donde paramos a ver su iglesia de San Juan Bautista, ubicada en lo alto del pueblo, desde donde tienes una visión de 360 º de sus alrededores,






eran sorprendentes los paisaje y sus gentes tan amables.

Continuamos pasando Torrelara, Paules de Lara con tan solo 16 habitantes, Lara de los Infantes con su castillo de Picón de Lara, Quintanilla de las Viñas con su ermita visigoda, Cubillejo de Lara con 7 habitantes tan solo, Cubillejo del Cesar, Cuevas de San Clemente donde sellamos nuestro salvoconducto,



 Mecerreyes, ubicada en el espacio natural de La Yecla - Sabinares del Arlanza, algo que fue mas que evidente, ya que el paisaje se transformo por completo, con las águilas y buitres sobrevolandonos.



Llegamos a Covarrubias, donde paramos a comer algo, sellar y ver su plaza mayor junto al pórtico que hacia de entrada al pueblo en tiempos anteriores.






continuamos pasando por Retuerta, Santibañez del Val hasta llegar a Santo Domingo de Silos, lugar donde Jimena y Rodrigo cedieron el monasterio al pueblo, este es conocido mundialmente por sus cantos gregorianos, una lastima no haber tenido la oportunidad de escucharlos, aun así disfrutamos de su figura.





Llegamos a la Colonia Clunia Sulpicia, esta cuenta con el teatro mejor conservado y de mayor aforo de España, nada mas y nada menos que 10.000 espectadores, una lastima ya que tuvimos el tiempo justo para ver Clunia, mientras disfrutábamos de sus mosaicos







y termas












 el tiempo empeoraba y amenazaba lluvia,


justo antes de que empezaran a caer las primeras gotas fuimos a ver el teatro,








 es espectacular, pero como no, tuvimos que enfundarnos los trajes de agua y continuar el camino, siendo la lluvia nuestra compañera hasta San Esteban de Gormaz. Peñaranda de Duero, Alcubilla de Avellaneda y Zayas de Báscones con tan solo 6 habitantes, fueron unos pocos de tantos pueblos que dejábamos atrás.

Una vez llegamos a San Esteban la noche caía sobre nosotros, la pasaríamos aquí, ospedándonos en un pequeño hostal, el Hostal Moreno, nos guardarían las motos en el almacén y nosotros dormiríamos calentitos.

Mañana nos esperaba otro gran día.

20/4/2014 San Esteban de Gormaz - Atienza
Distancia recorrida: 219 km




Parecía que tuviésemos el ritmo cogido, al rededor de las 9:15 estábamos rumbo al convento de San Esteban en busca de su historia y nuestro sello,


continuamos hacia Langa de Duero, tenencia que fue entregada al Cid en 1087 por Alfonso VI,
 y Castillejo de Robledo, aquí se ubica la conocida afrenta de Corpes, en la cual las hijas del Cid son apaleadas y abandonadas por sus maridos, los infantes de Carrión,







en Miño de San Esteban encontramos a todo el pueblo congregado celebrando el domingo de resurrección, entre el bullicio de gente apareció el alcalde ofreciéndose para sellarnos, este despertó al juez, nos abrió el ayuntamiento y nos sello los salvoconductos, hasta nos invitaron a almorzar, que un domingo te habrán el ayuntamiento dice mucho de la gente que nos encontrábamos durante el camino, amables, simpáticos y complacientes.

Llegamos a el Burgo de Osma, fue aquí donde las hijas del Cid se recuperan tras la afrenta y toman rumbo hacia Valencia,  decir que la catedral nos pareció increíble, perfectamente conservada con sus calles repletas de gente










 fue curioso ver las casas de la ciudad, con vigas de madera y contrafuertes.






 El tiempo no acompañaba


 pero lo disfrutábamos como el que mas, continuamos el camino hasta Gormaz, allí nos quedamos boquiabiertos con su fortaleza, para llegar hasta el pueblo pasamos por un puente medieval el cual estaba cerrado, pero las motos cabían.
Entrar por aquel puente disfrutando del rio, el sol que había aparecido, fue una imagen perfecta. Paramos a comer en Quintanas de Gormaz, donde decidimos comer en Casa Patiño, fue un acierto parar a comer allí, que gente mas amable, buena comida y la mejor compañía.



Continuamos camino dirección Aguilera, allí nos encontramos con el punto de sellado cerrado, pero de nuevo la gente nos ayudo, avisaron a la alcaldesa y esta nos abrió gustosamente la oficina, era algo que no dejaba de sorprenderme, pasar por pueblos de 50 habitantes o incluso de 1 habitante y que una vez allí se volcasen en ayudarte en lo que necesitaras.


Los pueblos ivan quedando atras, la historia del Cid hacia el destierro llegaba a su fin.

El penultimo sello de la etapa nos esperaba, Miedes de Atienza, allí sellamos y conversamos con sus gentes, anteriormente había pasado por el pueblo un hombre que estaba realizando el camino del Cid a lomos de su burro, algo que llamaba la atención sin lugar a dudas.



Antes de llegar a Atienza nos encontramos un pequeñísimo pueblo llamado Casillas, no pudimos remediarlo, la vena merengue salió a flote.



Alrededor de las 8 llegamos a Atienza, la emoción nos embriago y fuimos presas de la emoción, habíamos terminado la 1ª etapa de muchas, tras 1263 km y 4 días de viaje habíamos llegado, de todo habíamos vivido, risas, nervios, alegrías y situaciones comprometidas, pero ahora tocaba disfrutar de ello, nos alojamos en el Hostal el Mirador, muy cómodo, con descuento al estar realizando el Camino del Cid y con buenas vistas del pueblo,


 como no, fuimos a ver el castillo y disfrutar de su paisaje.









La 1ª etapa había sido sorprendente, con sus pequeños contratiempos, pero nada que no tuviese solución, sin lugar a dudas una experiencia muy especial, tras los pasos del Cid, junto a los pasos del Cid y delante de los pasos del Cid.

Ahora a preparar la próxima etapa TIERRAS DE FRONTERAS.

VIDEO 1ª ETAPA CAMINO DEL CID

Redacción, fotografia y cinematografica por Juan López Rico.

Comentarios

Entradas populares