Jabalistreffen 2014, bodas de plata.




Este año se celebro en Anzánigo el 25 aniversario de su ya conocida concentración Jabalistreffen, en su origen esta conce se realizaba pensando en los motards que anteriormente habían ido a Elefantreffen y que en los años que no volviesen a esta podrían reunirse en Anzánigo para recordar el viaje, como es comprensible, debido a la afluencia de gente, este origen se ve difuminado por motards de todas partes.

31/1 Elda - Anzánigo
Distancia recorrida: 579 km




Las 10 AM y estábamos en ruta mi hermano y yo, este viaje lo disfrutaríamos con Ruben Lobo, amigo y compañero motard.



Siempre es un placer volver a recorrer la N-330 que nos deja en Teruel, disfrutando del magnífico tramo en Cofrentes, de los ríos como el Turia que nos sigue hasta el rincón de Ademuz, es sin lugar a dudas un festín para la vista.

Paramos a comer en Villanueva de Gallego, sentado al solecito, acompañado de mi hermano, con un poco de pan, embutido y nada tiene que envidiar a cualquier otro lugar.

Aparcao Amador, jajajaja






Continuamos dirección Anzánigo por la N- 330 y nada más pasar Ayerbe todo cambio, Riglos apareció a pie de los mallos, estas son formaciones rocosas que reciben su nombre por el tipo de forma que crean y Riglos es un pequeño pueblo situado principalmente en la base del mallo Pisón.


El río Gallego, con sus fuertes corrientes es sorprendente, 



me dejo sin palabra, cruzar el paso que da lugar al embalse de la peña, circulando por ese puente, con todas las vigas que se cruzan, rodeado de agua de un color azul cristal, oyendo el silbido del viento a traves de las vigas, este fue para mi el paisaje más sentido que he visto hasta ahora.







Al coger el desvio hacia Anzánigo la carretera empeoro, paso a ser una pista asfaltada de doble sentido, sin delimitaciones de carril y llena de parches, fue una delicia pasarla erguido sobre la moto, disfrutando del paisaje y el aire en la cara.

Llegamos a Anzánigo y tras un kilómetro nos encontramos el camping,
Lobo nos esperaba, había sido el primero en llegar, pocos eran los que estaban ya instalados, nos unimos enseguida al grupo. 

El camping forma parte de la cadena euromotocamping con casas de madera y caravanas, muy acogedor. 
  

Montamos el campamento


 y fuimos a la cafetería, todos juntos charlando animadamente, Elefantreffen, Argüís, Les Millevaches Autentics eran muchas de las conces de las que todo el mundo debatía.






Dimos una vuelta para ver el camping y nos encontramos con el monumento a San Glas,




este es símbolo de los motoristas, al cual le aportan secciones y accesorios de motos pertenecientes a motards caídos, depositándolas en el muro de las lamentaciones, enfrente del mismo.



Llego la hora de cenar, mi hermano y yo cenaríamos unas migas con chorizo y redondo de pollo con queso,



Lobo cenaría en el bar, como la gran mayoría, el tiempo acompañaba, una temperatura perfecta, nada de aire y buena compañía, que mas se podría pedir.

Tras cenar volvimos al bar,  que es el centro neurálgico del camping, allí compartiríamos charlas, risas, anécdotas y recomendaciones.


En mi opinión estas son las situaciones que nos hacen aprender a los menos rodados, ya que tienes la oportunidad de oír a personas mas experimentadas.

Mañana levantaríamos temprano para ir al monasterio de San Juan de la peña, rutearíamos disfrutando del paisaje, que bien lo merece.

1/2 Anzánigo - Monasterio de San Juan de la peña - Anzánigo
Distancia recorrida: 98 km




Amaneció lloviendo, todo parecía indicar que hoy no seria un día precisamente formidable,






sobre las 10 fuimos a desayunar y entre comentarios nos envalentonamos, no paraba de llover, pero aun así nos negamos a quedarnos en el camping, teniendo los paisajes y lugares tan cerca,





fuimos a ver el Monasterio de San Juan de la peña, nos encontramos carreteras muy diversas, más rotas o más parcheadas, pero nada comprometedor, los paisajes a pesar de la niebla eran espectaculares, primero visitamos el monasterio nuevo restaurado,










este se encuentra rodeado por un pinar,
mas tarde visitamos el monasterio mas antiguo y de mayor interés histórico,












enclavado en la montaña, con sus arcos mozárabes, los quebrantahuesos volando sobre nuestras cabezas, todo matizado por paisajes sin igual, a pesar de la niebla disfrutamos cual niño en una piscina de bolas.






Carreteras, curvas y uno no se cansa del paisaje.

Continuamos bajando por la misma carretera y llegamos a Santa Cruz de la Seros, situado al pie de la sierra de San Juan de la Peña.


Se acercaba la hora de comer y volvimos al camping para realizar la inscripción, debido a un error de impresión, que daba lugar a entender que, al realizar la preinscripción por transferencia había un descuento de 10 €, nos toco abonar los 10 € de diferencia, ya que no había descuento, fue algo que no todo el mundo acepto de buen grado, muchas quejas por la mala información pero nada que reseñar.

El pack de la inscripción decepciono a muchos, pues se componía de un pin conmemorativo del 25º aniversario y de una tarjeta con la que tenias derecho a cenar, cafe, recena, almuerzo y 4 consumiciones con un 50% de descuento, que nombrar merece que el precio sin los descuentos era excesivo.



Nos preparamos para comer, unas migas, salchichas y un autentico vino motero, GASTROL,


disfrutamos de la comida tranquilamente, el tiempo había amainado y la gente empezaba a llegar de lugares muy diversos,



la gran mayoría de gente provenía del norte de la península y de Francia.


Bajamos al pueblo, que se encuentra a tan solo 1km del camping, un pueblo con encanto, pequeño, con tejados de pizarra tallada a mano. Entramos en el pueblo cruzando el puente de origen medieval románico,





allí descubrimos la única tasca en todo el pueblo,


 la noche caía y empezaba a refrescar,
Maria, la dueña del bar nos atendió a todos los motards como si de su familia se tratase,


el local era un autentico bar de pueblo, paredes de piedra, con escaleras y vigas de madera, botellas de vino con imágenes ultra derechistas y a la par banderas contradiciendo la ideología que defendían las botellas, fue algo divertido,





 cuernos y cornamentas como trofeos de una jornada de caza,


 disfrutamos todos juntos, planeando algún que otro viaje y empezando a mirar mas lejos.

Volvimos al camping, la hoguera común ardia a pleno pulmón,



todos alrededor a cobijo del frío,
el tiempo empezó a empeorar y le dejamos nevando al entrar en el pabellón 6 para cenar,




tres primeros y tres segundos, ensalada de pasta, espaguetis, migas, jabalí estofado, pollo y escalope de cerdo, postre a elegir entre tarta de chocolate o una pieza de fruta, todo acompañado de la bebida, vino, agua y refrescos, la cena fue muy agradable y formidable, pese a lo que nos habían advertido,

el tiempo paso fugaz, hablando con la gente, escuchando sus experiencias, tomando nota de las tiendas tipi que son muy recomendables para las conces invernales.


 entre amigos y nuevos amigos estuvimos relajados y distendidos.

 Mas tarde se celebro el sorteo de premios, riendo y bromeando, no hubo suerte pero lo pasamos en grande.


Mañana esperaba la vuelta a casa, un buen paseo que disfrutaríamos por carreteras idílicas muy aconsejables.

2/2 Anzanigo - Elda
Distancia recorrida: 589 km




Un nuevo día empezaba tras una noche apacible, empezamos a sacar la cabeza alrededor de las 8, el camping reposaba en calma, la gran mayoría dormía, esta noche había hecho frío, se notaba por el hielo de las tiendas,


 fuimos a reponer energía y desayunamos huevos fritos con chistorra, cafe y galletas, un buen atracón para afrontar la etapa maratón que nos quedaba.



Fuimos a Riglos antes de emprender la vuelta casa, queríamos ver los impresionantes mallos de Riglos, en la base de los impresionantes mallos, muy conocido por los escaladores, nos hicimos unas fotos disfrutando de paisaje y volvimos a casa.









parada para comer algo.





Llegamos a casa a las 7 PM, limpieza y preparados para el día a día.

Jabalistreffen 25ª edición, había sido cuanto menos para recordar, fuera del camping en un entorno inigualable, para evadirse de la rutina durante unos días.

El camping es uno de los camping que compone la cadena moto camping, repartidos por varias zonas de Europa.

A mi parecer, el camping tiene mucho que mejorar, no en el aspecto estructural sino en el organizativo, ya que seria trágico que el nombre de Anzánigo se viese afectado por una mala gestión del camping, Jabalistreffen había sido una experiencia que nos haría aprender.

VIDEO JABALISTREFFEN 2014

Redaccion, fotografia y cinematográfica por Juan López Rico

Comentarios

Entradas populares