Volvemos al nido...Pingüinos 2014


¿Que es Pingúinos? Es una casa inmensa,un gran nido que acoge cada año a miles de moteros pero estos, una vez han llegado,se distribuyen todas en sus respectivas habitaciones.
Cada uno se acomoda y lo disfruta a su manera en el gran salón de la casa...
Esa es la visión que tuvimos este año de este gran evento.

Este año,fuimos testigos de como se vive desde una de las habitaciones reservadas a la organización. Nos volvimos casi invisibles para el resto de la gente.

Es un trabajo muy importante el que se realiza para que puedan montarse todas las actividades y servicios destinados a tanto publico.

Decidimos ayudar a nuestros amigos Koto y Helena y a la vez estar todo el tiempo posible con nuestros amigos de siempre para poder vivir de otra manera esta edición.

Yo fui destinada a "Caldos y carajillos" y Karakoles a seguridad interna.

Esta crónica será un poco mas larga de lo normal porque es conjunta con Juan que llegó el viernes y contará como fue la acampada de moterosdealicante este año.


Asi fue nuestro Pingüinos 2014!!

Llegamos el miercoles a Puente Duero, tras viajar todo el dia con Tazito,Calavera y Eva.

En Madrid,habíamos quedado con Juan Carlos "Pegaso" para subir al puerto de la Cruz Verde,un clásico de la zona.



 Nos separamos a la altura de Puente Duero,ellos siguieron a Valladolid donde tenían hotel para esa noche.


Al entrar en el recinto,nos encontramos con mucho bullicio de gente,furgonetas,coches...Pero aquí aun no había ni una moto.

Un periodista del "Norte de Castilla" nos sacó la primera instantánea nada mas bajarnos de las motos y nos hizo una bonita entrevista que salió al dia siguiente.


Dimos una vuelta por las instalaciones,ya había gente que había plantado la tienda para reservar sitio y mucha gente montando carpas.
Este año, dormiríamos en casa de nuestros amigos,así que en ese aspecto también iba a ser diferente.




Al día siguiente,llegaba el primer grupo:

Albondiguilla( rebautizada por ella misma como Libélula) y Katana,Vilanova, Ash y Munera, Apamotero y su paragüera Josefa(desde Murcia), Jose Garcia nuestro "abuelo",Angel "Camaron" y Guillermo "El tallaor".




Pero ya estaban esperándolos en el pinar Tazito,Eva,calavera y Dani desde Galicia.


Fueron los primeros en coger el mismo sitio que en 2012, y como prioridad absoluta fueron a comprar un detallito para los que iban a llegar.


Cuando llegaron los demás,montaron el toldo mas alto de toda la acampada, Ash se trajó un toldo inmenso,cable y empezó la obra faraónica.Asi quedó.






Este año no hizo frío en todo el fin de semana,tuvimos un Pingüinos casi tropical lo que hizo que se acercaran mucha gente al pinar y les apeteciera mas un helado que un caldo pero hoy empezaba el primer día de distribución.

Primera toma de contacto con mi nueva tarea.



Primer día de trabajo con un gran equipo exclusivamente femenino!!
La caseta de caldos es el punto de encuentro de todos los moteros,y cuando cae la noche se sirven cientos de litros de caldo y carajillo sin parar.
Todo está muy bien organizado,desde muchos días antes de la apertura.

Aquí se curra,y mucho!!


Visita sorpresa de Maverik Viñales a la caseta de Caldos
Los compis tenían ganas de fiesta,como siempre el jueves tocaba barbacoa y carpa.











Y como siempre poco que añadir a estas fotos tan expresivas....
Se lo pasaron en grande y nosotros nos quedamos un rato en la hoguera y regresamos a cenar con nuestros amigos a su casa.

El tiempo pasa volando y nos despertamos pensando en el tercer grupo,ya estaban en ruta.
Por la mañana,vimos llegar a unos amigos muy especiales...
Unos amigos franceses que conocimos en la concentración de Millevaches Authentic. Enseguida nos reconocieron y nos saludamos muy contentos de volvernos a ver aqui.


Con el alcalde de Valladolid


Ahora nos adentraremos en otra habitación del nido,la de Juan y veremos desde su ventana como fue su Pingüinos 2014....Empieza la segunda parte de la fiesta!!!


Este era el segundo año que asistiría a Pingüinos. Mi hermano, me acompañaría en la que seria su primera experiencia pingüinera. Todos nos reuniríamos en Puente Duero y disfrutaríamos juntos la experiencia de Pingüinos 2014.

10/1 Elda - Puente Duero
Distancia recorrida: 679 km




Nos levantamos bien temprano, a las 3 AM el despertador sonaba, solo 3 horas de sueño, pero la ocasión lo merecía, Pingüinos nos esperaba.






Salimos con Jose Maria y Antonio.
Fuimos por la A-31 dirección Madrid, una vez en Madrid cogimos la M-50 dirección Cordoba y posteriormente A Coruña, luego la A-6 que pasaría a ser AP-6 a la altura de Guadarrama y después la  A-6 de nuevo hasta Tordesillas, una vez allí cogeríamos la A-62 dirección Simancas y mas tarde la CL-600 hasta Puente Duero.

El paisaje fue hasta llegar a Madrid prácticamente ninguno, ya que viajábamos de noche, pero al llegar a Guadarrama todo cambió, prados y fincas inmensas eran un regalo para la vista, el ganado pastando, hectáreas y hectáreas de campo decoradas con olivos y almendros que hacían del paisaje una postal idílica.

Los kilómetros  se seguían consumiendo y cada vez quedaba menos para llegar. Tras parar en Adanero a 100km de Puente Duero, repostamos y almorzamos un buen bocadillo para reponer energía.




Llegamos a las 12 del medio día, veía mucha gente, este parecía un buen año para batir récord de asistentes, se anuncio que este seria el ultimo en el que la concentración se llevaría a cabo en Puente Duero.

Aprovechamos para realizar las inscripciones y la correspondiente foto a la entrada, esta es ya un clásico de los asistentes a Pingüinos.



Con un par de indicaciones de Antonio, encontramos el campamento, esta año Ash se había superado, dos carpas inmensas nos resguardarían a nosotros y a nuestras motos de las gélidas noches vallisoletanas.






Toda la leña ya recogida, el fuego en plena efervescencia y el vino listo, no podríamos pedir más.



Tras un grato y alegre recibimiento entre risas y bromas montamos las tiendas y nos preparamos para la noche.



Una vez todo montado tenia que ver y felicitar a Carol por su recién adquisición, una fantástica y deslumbrante Kawasaki ER6F carenada.


Fuimos a por los piñones y la copa para el nuevo año pingüinero,










aprovechando para comer algo en los bares que Pingüinos tiene en el pinar, hay una grandísima variedad, predominando la carne a la brasa, que es lo que mas suele apetecer en estas circunstancias. Unas patatas fritas se convirtieron en un manjar al estar rodeado de amigos y buen ambiente.





Este año Vali y Paco estaban colaborando en la organización, en caldos y seguridad respectivamente. Aprovechaban cualquier minuto libre para pasarlo con nosotros.


Tras comer fuimos a cambiarnos y a recoger al resto del equipo, nos pondríamos de los primeros para la excursión a Mojados.


















Allí nos esperaban sus habitantes tan amables y agradables como siempre, nos obsequiarían a todos con su aperitivo de chistorra que tan amablemente preparan todos los años de manera voluntaria y sin recibir nada a cambio.



Disfrutamos del espectáculo de Emilio Zamora, con sus cabriolas y pinitos, acompañados de un pequeño susto, pero todo se quedo en una mera subida de adrenalina ante el peligro.


Para volver a Puente Duero se nos hizo de noche, sin conocer mucho la ruta a seguir fue inevitable dar un par de vueltas para llegar.

Era la hora de cenar, pusimos un bote de 5€ por persona y fuimos a comprar la cena a Puente Duero, longaniza blanca, roja, un poco de panceta y demás componentes que faltaban para la queimada de Vila, aprovechamos para ver la falla que mañana pasaría a convertirse en cenizas.



Llegamos al campamento y entre risas y bromas nos dispusimos a hacer la cenar.

Esta vez el abuelo y yo nos encargaríamos del catering, un poco de pan acompañado con la carne y todos cenamos juntos y en armonía.

Creo que puedo decir que todos cenamos bien, el día de antes sobro algo de carne argentina que Gaston trae cada año y pudimos probarla y disfrutar de su intenso sabor, matambre y entraña, son sabores y nombres que difícilmente se olvidan.



Mientras cenábamos llegaron Bliki y su novia Elena , se unieron a nosotros y disfrutamos de su vino con el que nos obsequio, es un vino elaborado en Almansa en las Bodegas Piqueras, que puedo decir, no deja indiferente a nadie que lo haya probado, 





Ya solo quedaba celebrar el año nuevo, entre el bullicio y las prisas recogimos la copa y piñones para mi hermano, brindamos y lo celebramos con alegría. Siempre  es curioso celebrar el año dos veces.



Volvimos al campamento donde nos esperaba Vila listo para hacer su queimada, que es ya un clásico entre nosotros, por supuesto acompañado del meigo Alberto que nos deleita con su conjuro.







La noche transcurrió entre vino y llamas,




 bailando y disfrutando de la compañía, planeando algún que otro viaje "Elefantreffen" y bromeando sin cesar, mañana nos esperaba un día repleto de actividades, desfile de banderas, desfile de antorchas y ver quemar la falla.

11/1 Puente Duero - Valladolid - Puente Duero
Distancia recorrida: 25 km




Nos levantamos temprano tras una noche muy confortable, no pase nada de frío, el saco volvió hacer su función.
Fuimos a desayunar a las carpas, Munera, mi hermano Alex y yo (Juan), chocolate con churros, un huevo frito, pan y una naranja serian nuestro desayuno,



aprovechamos para ir a cargar los móviles, como era de esperar no había un enchufe libre, que buena idea llevarme el ladrón eléctrico, pudimos cargar varios dispositivos a la vez, lo que agilizo bastante.

Tras un buen rato de carga y charla con la gente nos dispusimos a prepararnos para el desfile de banderas.





Karakoles "organizando"


Vali y Paco nos esperarían por el camino y así haríamos el recorrido todos juntos, con tantísimas motos era de esperar que costase poder hacer el recorrido todos juntos, vimos alguna que otra circunstancia que solo se dan en pingüinos, verlo por vosotros mismos.


La gente salía a las calles a ver el desfile, los peques ponían las manos para que les chocásemos los cinco, los mas jóvenes nos incitaban a dar acelerones para oír rugir las motos.


Al haber tal cantidad de motos el trafico era mas que lento.

Bliki se atrevió con el toro mecánico

Llegamos a el bar Hoy cocina la abuela, aquí comeríamos todos juntos y disfrutaríamos de la compañía, la recomendación de Paco y Vali fue mas que acertada, por 13€/persona comimos bastante y buenísimo, fabes con almejas, estofado de rabo de toro y flan de queso, todo buenísimo.

El restaurante era mas que perfecto para la ocasión, comimos en el reservado acompañados de vinos y jamones de la tierra.





Volvimos a Puente Duero aprovechando para poner gasolina, las terrazas de los bares y las aceras estaban repletas de moteros, que aun que pueda parecer raro, disfrutaban del solecito que calentaba y del fantástico cielo despejado.

Al llegar al campamento, organizarnos y cambiarnos fuimos a dar una vuelta y así ver los stands y demás tiendas, aprovechando la ocasión para los correspondientes regalos.







Llego la hora de cenar y fuimos a las carpas para la cena pingüinera del sábado, sopa, empanada de tomate, vinito y un bizcocho de chocolate nos llenarían de energía esa noche, como es costumbre nos obsequiaron con el cuenco de barro de pingüinos en el que viene la sopa, disfrutando con los amigos, riendo y bromeando la cena se convirtió en uno de los mejores momentos que uno puede vivir en pingüinos.





Volvimos al campamento para ir todos juntos a ver el desfile de antorchas, 
es un desfile que se realiza cada año en homenaje a los moteros fallecidos.




Aprovecharíamos para ver después la quema de la falla.

 Prácticamente todos fuimos a verlo, ver el desfile de antorchas fue muy emotivo, el respeto que todos tenemos en este tipo de actos, esto me hizo pensar en la suerte que tenia por no haber perdido a nadie en la carretera, me consolaba mucho este aspecto, ya que tenia amigos que no tenían tanta suerte.



Antes de ver quemar la falla la organización nos deleito con un espectáculo piromusical, fogonazos y fuegos artificiales al ritmo de la música. 




La falla era mayor que la del anterior año, todos esperábamos ansiosos por ver quemar la falla,  el fuego tiene ese yo que se, que se yo, que nos embelesa a todos, disfrute como uno mas viéndola quemar en compañía de mis amigos y hermano. 





Aprovechando que estábamos en Puente Duero y allí hay muchos puestos de comida y souvenirs, Dani, Vila, Calavera, Eva y yo fuimos a reponer fuerzas, me tome unos churros cubiertos de chocolate para prepararme para la noche.

Al llegar al campamento y para mi sorpresa, me encontré a Raul Sanchez que había compartido con nosotros la experiencia a Millevaches, que alegría verlo, es de las personas mas simpáticas y joviales que conozco, charlamos un rato y nos reímos a carcajadas.

Mañana seria un dia muy largo, pingüinos 2014 33ª edición estaba acabando y tenia sentimientos encontrados, la concentración me encanta, pero al haber conocido otro tipo de concentraciones y reuniones habían cosas que el año pasado me gustaban y este parecía que no tanto, esta claro que pingüinos es espectacular pero algo no me terminaba de gustar, no se si seria la cantidad de gente o el tener la posibilidad de ir a tantos actos que acabas cansadísimo, algo había que no encajaba.

12/1 Puente Duero - Elda
Distancia recorrida: 595 km




Tocaba vuelta a casa, nos levantamos a las 8:00 para disfrutar del ultimo desayuno pingüinero, Churros con chocolate, huevo frito con pan y una naranja acompañadas de risas, bromas y jubilo.
Nos dispusimos a recoger el campamento, como siempre cuando lo preparas todo en casa parece fácil y rápido, pero cuando lo haces en plena concentración nunca hay manera, 


el toldo que Ash tan amablemente había hecho para cobijarnos y una hora después todos habíamos recogido,


ahora, despedida del frente gallego, Daniel Mariñas, que tío mas grande.








Esta vez volvimos por la CL-600 recomendada por un agente de la guardia civil, de los que dirigen el trafico a la salida de Pingüinos, fue un acierto, trafico nulo y unos kilómetros que nos ahorramos, después en Medina del campo enlazamos con la A-6 hasta Madrid, donde a la altura del túnel de Guadarrama la niebla nos atrapo, muy densa y acompañada de un bajón de temperatura que nos helo a todos, nos siguió hasta salir de Madrid por la M-50.



Paramos a comer un bocadillo que como siempre en buena compañía se convierte en un plato de estrella Michelin, nos hicimos la foto de grupo y nos despedimos, ya que Apa, Josefa y Tazito con Munera seguirían un poco mas tarde,


habiendo salido a las 12 de Puente Duero llegamos a las 19 horas, había sido un día fugaz, ya que en un visto y no visto estábamos otra vez en casa.

Este año la cifra oficial de inscritos en pingüinos había sido ni mas ni menos de 27.456, cifra récord para las ediciones realizadas en Puente Duero.


Esta había sido una edición de Pingüinos perfecta, exceptuando la escasa compañía de Paco y Vali a los que se les echaba mucho de menos mientras no estaban.


Ahora me toca tambien a mi despedirme de tod@s,felicitando a Juan por su aportación con esta crónica que hemos compartido.
Para Karakoles y para mi fue un año un poco especial,nos volcamos con la organización sin olvidarnos de nuestros amigos. La sensación es de haber estado con todos y con nadie,pero supongo que es normal en estos casos.

Queremos dar las gracias a Koto,Helena,Maite y Mariano por darnos la oportunidad de vivirlo desde dentro y conocer muchos detalles de sobre como funciona esta macro concentración y también muchos secretos de porque funciona tan bien año tras año.
Fue una gran experiencia la de este año.
Ahora tocará reunirnos en el medio año pingüinero para celebrar su cuarta edición,contamos con vosotros!!! V'sss




Comentarios

  1. Bueno este año nos estrenamos mi mujer y yo, vamos con el Club Triumph Alicante, esperamos que el tiempo acompañe, nunca es tarde para ir a tu primera mega concentración. Si vaís igual coincidimos y tengo la ocasión de conoceros en persona ya que este año me fue imposible ir a la Ruta Perfecta.

    Bonita crónica.

    Vicente

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares